google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

En qué te ayuda la tristeza

Para qué sirve la tristeza. 2 aspectos positivos que te aporta

Autora: Ana Hidalgo

Casi siempre oímos eso de que hay que vencer la tristeza.

Sin embargo, antes de hacerlo te recomiendo que primero recojas su fruto.

Y es que, aunque no lo creas, la tristeza también tiene sus beneficios.

La tristeza, junto a otras emociones como la ira o el asco, ha sido calificada muchas veces como emociones negativas pese a poder aportarnos mucho.

Eso sí, como cualquier emoción, la tristeza en su justa dosis puede sernos muy útil, pero en dosis muy altas puede complicarnos mucho la vida provocando enfermedades tan importantes como la depresión.

A este respecto, si todavía no lo has hecho, te animo a leer: ¿Tienes una depresión o sólo estás decaído?

En qué te ayuda la tristeza.

Al principio pensé escribir este artículo de forma didáctica, listando las distintas formas en que te ayuda la tristeza.

Sin embargo, antes de listar dos muy importantes quiero ofrecerte un regalo.

Como quizás ya sepas, desde hace unos meses colaboro con la asociación Planeta TOC en mis ratitos libres.

El TOC o trastorno obsesivo compulsivo es considerado como uno de los más incapacitantes y graves pues cursa con mucha frecuencia con depresión.

De hecho, no es extraño que personas con este trastorno sufran intentos de suicidio.

Y aunque, no todos los casos son tan graves, la tristeza y la sensación de indefensión es algo muy frecuente.

Hace unos días Andrea Estero, una valiente afectada de 18 añitos, nos dio una gran lección de vida y resiliencia.

En un texto muy emotivo Andrea explicaba a sus compañeros del grupo de apoyo cómo ve ella la tristeza.

Su explicación me pareció tan sincera que le pedí autorización para usarla en este post.

Por eso, hoy te comparto el regalo que nos da Andrea al recordarnos cosas tan sencillas como estas.

Dice algo así:

Concepto de tristeza:

“Tengo un concepto a lo mejor un poco diferente de la tristeza.

Muchas veces digo que la tristeza es bonita, y la gente se sorprende.

Si lo explico a lo mejor tiene un poco más de sentido…

Para mí estar triste no siempre está tan mal, ya que forma parte de vivir, y vivir consiste en experimentar todas las sensaciones que la vida nos ofrece.

Esto significa que estar triste también nos hace sentirnos vivos.

A veces todo consiste en cambiar el prisma con el que vemos las cosas.

Con mi prisma consigo ver lo beneficioso que es sufrir (obviamente no de forma continua) ya que sentir dolor o sufrimiento muchas veces nos da como resultado sentir apoyo, comprensión, humanidad, calidez y empatía, e incluso también nos da cosas como estas, conocer a gente tan buena que, a lo mejor sin sufrir el TOC jamás hubiéramos compartido cosas tan enriquecedoras.

Como veis no todo lo que rodea al TOC es malo.

Al fin y al cabo, el TOC nos ha hecho ser quienes somos y nos ha dado también valores y experiencias que otros no tienen.

Yo por lo menos, lo agradezco, aunque no me guste el TOC.

Es como un súper poder que cuando aprendes a controlar puedes usar en tu beneficio.

Y es que la vida la definiría como una cadena en la que la tristeza te lleva a la fuerza y la fuerza te lleva a la felicidad.

En definitiva, para mí, sufrir y estar triste no es tan malo, porque sin tristeza no hay felicidad.”

Para qué sirve la tristeza. 2 aspectos clave:

Aunque Andrea ya expone en su texto algunas ventajas de la tristeza, quería resaltar especialmente dos de ellas:

Entender:

Por un lado, nos lleva a entender y analizar mejor la situación que estamos viviendo, lo que nos permite aceptarla.

Ojo, aceptar no es resignarse, es simplemente comprender la realidad tal cual es en un momento dado.

De este modo, al aceptar tu realidad puedes actuar o no sobre ella, y continuar hacia delante.

Por eso, antes de dejar ir a tu tristeza, no te precipites, pregúntale qué realidad quiere mostrarte.

Agradecer:

Muchas veces el sentir ese momento de tristeza hace que puedas entender el valor de los que te rodean.

A veces, la tristeza nos muestra que tenemos cerca a alguien que está a nuestro lado, nos quiere y anima.

Es decir, nos sirve para recordarnos que no estamos solos, que somos importantes incluso para otros.

De este modo, nos permite ser agradecidos y sentir esa mano amiga permitiéndonos ser un poco más felices.

A tener en cuenta cuando estás triste

Aunque en ocasiones puedas sentir que la tristeza te invade, recuerda que la tristeza sólo es una emoción, un pasajero que puede subir y bajar del tren de tu vida, pero no eres tú.

Tú eres quien maneja ese tren y de ti depende cómo asumas su paso en tu camino.

Si pones el foco de atención en echar a este pasajero descuidarás tu misión y puede que el tren descarrile.

Sin embargo, si aceptas sin más su presencia, como la de cualquier otro pasajero, hará lo mismo que el resto de emociones, entrará y saldrá cuando llegue a su estación.

Por eso, si ves que tu tristeza te lleva a descarrilar, no esperes a que tu tristeza se cronifique.

Si esto te sucede, te animo a pedir ayuda psicológica.

A este respecto, ya sabes que me tienes a tu disposición. Me encuentras fácilmente haciendo clic aquí.

Si te ha gustado el contenido, puedes hacérmelo saber en los comentarios que aparecen más a bajo, o también puedes invitarme a un café 😉 y contribuir al mantenimiento de este blog con tu donativo.

Pincha en la tacita para hacer tu donativo.



 


 Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor, psicología y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”

Compártelo con tus amigos