google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Salud emocional y menopausia / andropausia

Autora: Ana Hidalgo

Se ha hablado mucho sobre los cambios psicológicos pasados los 40 en las mujeres. Especialmente porque el cuerpo se empieza a preparar para la menopausia que llegará en torno a los 50.

Sin embargo, los hombres también sufren cambios psicológicos pasados los 40. Algunos de ellos, debidos a lo que se conoce como andropausia o menopausia masculina.

En ambos casos, tanto en la menopausia como en la andropausia, se experimentarán cambios físicos y psicológicos. Entenderlos te permitirá cuidar tu salud emocional y la de tu pareja pasados los 40.

Diferencias entre menopausia femenina y masculina

Si bien la andropausia se llama a veces menopausia masculina, no es exactamente lo mismo. Ambos procesos tienen similitudes, pero también diferencias importantes.

Por un lado, en las mujeres, el proceso reproductivo llega a su fin. Sin embargo, en los hombres, el proceso reproductivo no termina necesariamente con la andropausia. De hecho, puede prolongarse hasta edades avanzadas.

Por otro lado, en las mujeres, el proceso de ovulación finaliza y desciende la producción de hormonas en un periodo relativamente corto. Sin embargo, los hombres, el descenso hormonal es progresivo.

Otra diferencia importante es que la menopausia se presenta en todas las mujeres (aunque no siempre a la misma edad). Sin embargo, la andropausia o menopausia masculina puede pasar desapercibida en muchos casos.

Semejanzas entre hombres y mujeres que pasan los 40

Pese a quien le pese, tanto mujeres como hombres presentas cambios con la edad bastante parecidos. Entre ellos:

  • Disminución del deseo sexual.
  • Cambios en los patrones del sueño. Generalmente, insomnio.
  • Aumento de la grasa corporal (generalmente en el vientre) y disminución de la masa corporal.
  • Reducción de la densidad ósea.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Pérdida de vello corporal.
  • Estados de ánimo cambiantes; desde irritabilidad hasta angustia y tristeza.
  • Sudores, transpiración…

Evidentemente, no aparecen todos estos síntomas en todas las personas ni lo hacen en igual modo. Cada persona tiene su propia combinación de síntomas y en diferente grado o intensidad.

Cambios psicológicos pasados los 40

Respecto a salud emocional y menopausia / andropausia, podemos destacar que, los cambios hormonales pueden llevar a una disminución de la motivación y la confianza en uno mismo. Es por ello que, en algunas ocasiones el paso a esta nueva etapa puede ir asociada con tristeza.

Hay que tener en cuenta que, las condiciones en las que cada uno llega a los 40-50. Los cambios psicológicos pasados los 40 que iremos experimentando dependerán mucho de cuánto nos hayamos cuidado.

Así, por ejemplo, tener depresión antes de este periodo hará más probable que notemos de forma más marcada su efecto.

De igual modo, el no verse bien físicamente, tener dificultades económicas, sentir falta de apoyo social… son factores que harán que nuestra autoestima llegue más debilitada a esta etapa de cambio.

Como sabes, al llegar a esta etapa, los desajustes hormonales producen cambios de ánimo como irritabilidad o hipersensibilidad.

Igual que cuando llegamos a la adolescencia nuestras hormonas podían jugarnos alguna mala pasada por dispararse su producción, al llegar a la menopausia/ andropausia, ocurre algo similar, pero esta vez por déficit hormonal.

Ten en cuenta que estos cambios anímicos son algo natural hasta que tu cuerpo vuelva a regularse. Es decir, esto es sólo una transición.

Saber esto te ayudará a ver esta etapa con más perspectiva y menos drama.

Qué puedo hacer si me molestan estos cambios de humor

Todos, en algún momento de nuestra vida, hemos tenido oscilaciones emocionales debido a las hormonas. Tan sólo hay que pensar en esa adolescencia o lo tontorrenes que nos ponemos cuando nos enamoramos.

Ahora bien, los cambios psicológicos pasados los 40 van un poco más allá, al ser más duraderos.

Cuando de repente sientas que estás de mal humor y no sabes de dónde viene, o tengas unas ganas enormes de llorar, puede que estés notando tu bajón hormonal.

En esos momentos, tomarte un momento para ti, practicar técnicas de relajación o permitir distraer tu mente te ayudará.

De igual modo, una buena alimentación, realizar ejercicio físico y mantener buenas relaciones sociales, también contribuirá a disminuir tu estrés.

Ten en cuenta que, algunos cambios psicológicos no sólo vienen del cambio hormonal, sino de todos sus efectos colaterales. Así, por ejemplo, los problemas de sueño pueden llevarte a una sensación de fatiga, falta de concentración y memoria, irritación…

Es por eso que, cuanto más cuides tu salud, más fácil te será sobrellevar estos cambios.

Finalmente, quiero resaltar que, algunos cambios psicológicos pasados los 40 se derivan de prejuicios sociales.

Prejuicios sobre cumplir años

Imagino que tú también lo has notado, en los últimos años parece que existe un gran temor a envejecer. A mí personalmente me llama la atención la cantidad de celebridades que pasan por quirófano para parecer más jóvenes.

Hay que tener en cuenta que, estas personas son bastante influyentes en la sociedad y, con frecuencia, marcan tendencia.

Algunos recurren a todo tipo de técnicas a fin de añadir unos años a su vida. Sin embargo, muchos olvidan que es más importante añadir vida a los años.

Hay que tener en cuenta, además que algunas personas asocian el envejecer con algo negativo. De hecho, existen prejuicios sociales que pueden llevar a creer que cumplir años es sinónimo de declive.  Así, pasar los 40-50, lo asocian con cansancio, depresión, falta de líbido…

Sin embargo, “dar la vuelta al jamón”, como llaman algunos a pasar los 45, es simplemente el paso a una nueva etapa de vida cargada de aspectos positivos que a veces no se mencionan.

Entre ellos, una mayor independencia económica, una mayor madurez emocional, a etas alturas hemos superado muchos miedos…

Además, al estar a medio camino entre dos generaciones distintas, te permite percibir sus pros y contras. De esta manera, podrás sacar el mayor partido a ambas opciones.

Así, podrás exprimir mucho más tu presente. Al fin y al cabo, no es lo mismo vivir que estar vivo.

Si eres activo/a a lo largo de tu vida, los cambios físicos o psicológicos que lleguen a cualquier edad te serán más fáciles de llevar. Tengas la edad que tengas, este es tu momento.

En cualquier caso, si necesitas un poco de ayuda extra para manejar esta etapa, ya sabes que me tienes a tu disposición. Reserva tu cita pinchando aquí.

Compártelo con tus amigos