google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

¿Vives o sólo estás vivo?

Autora: Ana M. Hidalgo

Hay grandes diferencias entre vivir y estar vivo.

Algunas personas dicen estar hartas de vivir, sin embargo, en la mayoría de los casos, la realidad es que en verdad no viven, sólo se limitan a estar vivos.

Vivir no significa necesariamente subir una alta montaña, o lanzarse en paracaídas, pero cierto es que estas actividades pueden hacerte sentir vivo.

Vivir es algo más sencillo de lo que a priori puede parecer, y sin embargo, es algo que no se hace con frecuencia.

¿Qué es vivir?

Como dijo William Wallace: “Todos los hombres mueren, pero no todos los hombres viven”.

Bajo la misma idea Óscar Wilde dijo: “Lo menos frecuente en este mundo es vivir, la mayoría de la gente existe, eso es todo”.

Vivimos encadenados a rutinas que no nos acercan a lo que buscamos de la vida.

A día de hoy se priorizan cosas que en realidad sólo deberían ser secundarias.

Se prefiere trabajar más para conseguir un televisor de plasma con la última tecnología antes que pasar tiempo jugando con los hijos, hablando con amigos o contemplando un bello paisaje.

Nos intentan hacer creer que la felicidad está en poseer cosas, permanecer eternamente jóvenes o en acumular caras vacaciones…pero todo es más sencillo:

La felicidad podemos encontrarla dentro de nosotros mismos, de nuestras experiencias y emociones y para ello no necesitamos necesariamente gastar dinero.

Bajo mi punto de vista…

  • Vivir es dinamismo, es alegría, es gratitud por lo que tenemos, somos y experimentamos.
  • Pienso que vivir es disfrutar de placeres elementales como saborear un buen plato o de la belleza que nos rodea.
  • Vivir es reír y llorar, ganar y perder.
  • Es apreciar la diversidad y disfrutar de ella.
  • Vivir es apreciar el silencio y saber gritar, correr, saltar, cantar, es movimiento…

Para no resignarnos a estar vivos y conseguir llegar a VIVIR, lo mejor es tener metas y objetivos, tener grandes pasiones que nos muevan y nos empujen a seguir adelante, que nos ayuden a conservar la curiosidad, el entusiasmo y las ganas de aprender y mejorar.

En otros post ya he hablado de cómo lograr las metas que nos proponemos y cómo podemos aprender a rejuvenecer nuestra mente, te invito a que les eches un vistazo.

Hoy te dejo estos sencillos consejos para aprender a vivir sin limitarte a estar vivo:

  • Conócete a ti mismo.

Averigua qué te estimula, qué te alegra, qué deseas… de este modo podrás construir objetivos y metas que se ajusten a tus necesidades e inquietudes.

  • Aprende a cuidarte en el más amplio sentido.

Trata bien tu cuerpo, alimenta tu mente, fortalece tu salud…

  • Enfrenta las dificultades como retos.

La vida puede asemejarse a un juego si así la planteas. Diviértete y aprende a lo largo del camino siempre que puedas.

  • Implementa buenos hábitos en tu vida y desecha aquellos que no te benefician.
  • Cultiva la amistad y las relaciones sociales.

Está demostrado que somos más felices cuando nos rodeamos de personas con las que conectamos.

  • Date caprichos de vez en cuando.

Prémiate por tu trabajo y por ser quien eres.

  • Crea momentos de calidad en tu vida y en la de los demás.

Recuerda que hacer feliz a los demás es más sencillo de lo que crees

  • Adáptate a las circunstancias sin renunciar a ser quien eres.
  • Y sobre todo, simplifica:

Vivir es más sencillo de lo que a vece creemos. Como bien dicen:

“Si quieres ser amado, ama; cuando extrañes, llama; Si quieres ver a alguien, invita; cuando quieras que te comprendan, explica de nuevo; Si tienes dudas, pregunta; cuando algo no te guste, deséchalo, pero si te gusta, cuídalo; Si tienes metas, cúmplelas; cuando te equivoques, aprende; Si lastimas, discúlpate ; cuando te hieran, perdona; Si quieres sentirte vivo, descubre y haz aquello que te motiva…”

Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales.

Cuanto más personas despierten, más personas habrá VIVAS.

Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace, estaré encantada de ayudarte.

Ana M. Hidalgo

www.terapiaconAna.com

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”