google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Consejos para enfrentarse al día más triste del año

Autora: Ana Hidalgo

A día de hoy, todavía seguimos hablando del día más triste del año y cómo hacer frente al Blue Monday.

Escuchamos en telediarios, en internet, noticias sobre el Blue Monday, pero seguimos sin tener claro qué es, en qué consiste o cómo hacer frente al Blue Monday.

Después de mucho leer, quiero compartirte mis propias conclusiones al respecto, me encantará leer las tuyas en los comentarios.

Qué es el Blue Monday

Aunque pueda sonarnos raro, en 2005 se inició una investigación para averiguar cuál era el día más triste del año.

En realidad, esta investigación pretendía saber cuál era el mejor o peor momento para planificar y vender paquetes vacacionales. Por eso, para averiguarlo, una empresa de viajes contó con los servicios del investigador y psicólogo C. Arnall.

Según comentan, dicha investigación desveló el día más triste del año a través de una fórmula matemática. En ella, se atendían distintas variables que iban desde el factor climático, el económico, hasta factores motivaciones.

Así, atendiendo a dicha fórmula, se concluyó que el día más triste del año es el tercer lunes de enero.

Según el estudio esta fecha sería la más triste porque en ella se nos junta un poco de todo:

  • Por un lado, hace frío y hay menos luz. Generalmente, los días más oscuros y los más ventosos son los que suelen tener mayar tasa de suicidio.
  • Por otro lado, nuestra salud está débil porque luchamos contra catarros y gripes. Yo no sé tú, pero yo al menos estoy más ñoña cuando me siento malita.
  • A nivel anímico, ya hemos fallado en el cumplimiento de algunos propósitos de año nuevo, aunque seguimos sintiendo la necesidad de hacer cambios. Bueno, esto no ocurre siempre, pero podría ser un añadido.
  • Económicamente estamos en plena cuesta de enero, sobrellevando los excesos de gastos extras de navidad.
  • Además, a nivel motivacional, vemos lejos las siguientes vacaciones y; para colmo, como diría Garfield, es lunes.

Es por eso que consideran el tercer lunes de enero como el lunes más triste del año.

Por qué deberías cuestionarte el Blue Monday

Ahora bien, no nos precipitemos. Hay que tener en cuenta que, tanto esta fórmula como este concepto, ha sido objeto de muchas críticas pese a seguir presente en la sociedad.

¿En serio todos tenemos gastos extras en navidad? Ja, ja, ja 🤣 Bueno, quizás seamos más consumistas, pero también hay paga extra para algunos. Las otras variables ya te digo yo que no siempre se cumplen.

De hecho, cada vez más personas cogen las vacaciones después de navidades y en esas fechas viven tan felices.

En cualquier caso, la comunidad científica ha criticado mucho este concepto de Blue Monday.

¿Es realmente posible que un conjunto de variables deprima a una población entera al mismo tiempo?, ¿qué probabilidad habría de que esto sucediera cada año y en distintos países?

Estas son algunas de las preguntas que han hecho cuestionar el concepto de Blue Monday y llevar a calificar a la fórmula matemática empleada como disparate o pseudociencia.

Además, el hecho de que se creara como gancho publicitario para vender más viajes también nos lleva a desconfiar.

Qué ventajas tiene que exista el Blue Monday

Pese a que el concepto y las investigaciones relativas al día más triste del año no sean científicamente avaladas, el Blue Monday tiene su utilidad, y con esto no me refiero a que consiga vender más viajes, antidepresivos o experiencias.

Lejos de su valor comercial que, obviamente sigue presente, el Blue Monday nos ayuda a recordar algo muy importante.

Y es que, en numerosas ocasiones olvidamos que la tristeza es una emoción más, igual que la alegría. De hecho, es una emoción necesaria y universal.

No pasa nada por estar de bajón algún día. Es más, lo necesitas para tener perspectiva el resto de días y recomponerte.

Muchas de las mejores canciones de la historia nacen del dolor, la pena, la tristeza o la melancolía. ¿Te imaginas una vida sin Pain of my heart o Yesterday, entre muchas otras?

Ojo, que estamos hablando de tener días de bajón, no de tener un trastorno depresivo, que es algo muy distinto.

Es por eso que el Blue Monday nos ayuda a normalizar la tristeza. En estos tiempos en los que parece que todos tienen una vida de escaparate de cara a las redes sociales, está bien recordarnos que no hay nada malo en ser humanos y sentir.

Así, igual que el día de los enamorados nos recuerda celebrar el amor, ¿por qué no celebrar otra emoción?

Gracias al Blue Monday podrás recordar que es normal sentirse triste a veces, no hay nada malo en ello.

De esta forma, de algo vanal o comercial puedes llevarte algo valioso, un respiro de tanto positivismo y apariencias. Quién sabe, quizás tu tristeza te lleve a tu obra más creativa.

Cómo hacer frente al Blue Monday particular de cada uno

Como ya hemos señalado, es dificilísimo que a todos nos afecten los mismos factores por igual y al mismo tiempo.

Ahora bien, es cierto que sí podemos tener días especialmente tristes a nivel individual. Por ejemplo, en aniversarios de momentos tristes o traumáticos de nuestra vida.

Por eso, te comparto unos tips que explican cómo hacer frente al Blue Monday particular de tu vida.

  1. Al carajo las opiniones

Si te apetece estar triste ese día, abraza tus emociones y manda al carajo las opiniones de otros.

Muchas veces la sociedad nos presiona para que no estemos tristes. Sin embargo, si es el aniversario de muerte de un ser querido, si necesitas un recordatorio emocional, o simplemente porque ese día te apetece estar triste, adelante, abra tu tristeza.

No te digo que te quedes a vivir en ella de forma indefinida, sino que te des permiso para transitarla.

Ahora bien, si lo que quieres es salir de ella o que no te abrace tan fuerte, sigue leyendo.

  1. Ajusta el color de tu ropa para la ocasión

Los colores que vestimos dicen mucho de nuestro estado de ánimo. Lo curioso es que funcionan en las dos direcciones, me explico:

Si estás triste usarás colores más apagados y si estás alegre, colores más vivos. Ahora bien, si quieres sentirte más alegre, usar colores más vivos hará que tu ánimo vaya mejorando. Recuerda que a lo largo del día nos miramos muchísimo en el espejo y al verte con tonos alegres llevarás a tu mente a pensar que lo estás.

  1. Cuida lo que comes

Cuando nos sentimos tristes tendemos a comer peor. Tendemos a tirar de algo rápido o pasamos de comer, y esto nos mantiene en la espiral de tristeza.

Si te apetece sentirte un poquito mejor cocina. No sólo estarás alimentándote de forma más saludable, sino que además tendrás que desviar tu atención. Dejarás de rumiar tus pensamientos negativos para centrarte, aunque sea un momento, en cocinar.

  1. Ordena tu espacio

Cuando estamos tristes solemos ser más descuidados y desorganizados. Ordenar el entorno en el que te encuentres te ayudará a traer paz y tranquilidad a tu vida. Además, como en el caso anterior, te ayudará a poner el foco de atención de tus pensamientos en otro lugar.

  1. Escucha música

El contenido de música que consumimos ayuda a moldear nuestro estado de ánimo.

Escuchamos ciertas canciones cuando estamos de bajón y otras cuando nos sentimos eufóricos. Por eso, escucha la música que te lleva a sentir el estado de ánimo que quieres conseguir.

Es más, si quieres comenzar a animarte, escucha música a un volumen un poco más elevado. Eso sí, hazlo sin pasarte y por tiempo limitado para proteger tus oídos. Esto te ayudará a generar más endorfinas y sentirte más feliz.

  1. Muévete

Caminar un poco más rápido de lo habitual te ayudará a activarte y dejar atrás tu sentimiento de desánimo. Puedes usar esta técnica cuando ya quieras dejar atrás tu tristeza o melancolía, te recargará de energía fácilmente.

Estos son sólo algunos consejos y conclusiones sobre el día más triste del año. Quizás no exista un Blue Monday universal, pero ¿por qué no usarlo para conectar emocionalmente?, ¿realmente todavía quieres saber cómo hacer frente al Blue Monday?

Recuerda que me encantará leer tus comentarios en el blog y, por supuesto, si necesitas algo de ayuda extra para superar tus momentos de bajón, ya sabes que me tienes a tu disposición para que trabajemos juntos en el contexto de una terapia profesional. Tan sólo pincha aquí para reservar tu cita.

Compártelo con tus amigos