google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Qué hace falta para un buen amor

Claves para no ser dependiente emocional

Autora: Ana Hidalgo

¿Qué hace falta para un buen amor?,¿Cómo hago para tener una sana relación de pareja?

Muy probablemente en algún momento pensaste que sería fantástico tener pareja, es más, quizás ya la tengas o hayas tenido.

Sin embargo, pocas personas se paran a reflexionar sobre dos aspectos que a mi modo de ver son muy importantes: qué clase de pareja quieren y si ellos mismos serían buenas parejas.

Tener amor puede ser algo maravilloso, pero también puede ser una esclavitud o una carga si no lo elegimos bien.

Y es que, como oí hace tiempo: no es lo mismo que te amen a que: que te amen bien.

Quizás tu pareja te ame a su modo, pero tal vez no sea la forma de amor que tú quieres.

Por eso, tanto si estás en una relación de pareja como si estás pensando en formar una, te recomiendo que reflexiones sobre qué es para ti un buen amor.

Qué hace falta para un buen amor

Si ya tienes pareja:

Si ahora mismo ya tienes pareja y quieres ver su estado, puedes echarle un vistazo al post: cómo saber si estoy en una relación saludable.

En cualquier caso, quiero aclarar que el término buen amor se lo escuché por primera vez al psicólogo Joan Garriga.

De hecho, te animo a leer su libro: “el buen amor en la pareja”.

En él Garriga propone 5 aspectos que te harán saber si estás o no en un buen amor:

  1. La relación debería fluir sin grandes dramas.
  2. Las diferencias entre ambos no deberían ser insalvables, sino conciliables.
  3. Los miembros de la pareja deberían sentir que ambos se acompañan en su camino de vida.
  4. Ambos miembros deberían tener la confianza y convicción de que el otro no les va a lastimar.
  5. Es importante desear la felicidad del otro por encima de nuestros propios miedos.

Si todavía no tienes pareja:

Ahora bien, si todavía no estás en pareja, puede que te preguntes: ¿cómo sabré si estoy eligiendo bien, si la persona que tengo delante puede ser un buen amor?

En este caso, te remito a las palabras de otro conocido psicólogo: Walter Riso.

Entre sus múltiples libros, puedes echarle un vistazo a  estos:
     

W.Riso comenta que hay 3 aspectos básicos que debemos tener en cuenta ante el amor:

  • Deseo/ atracción/ erotismo.
  • Cuidado/ dulzura/ auto-crecimiento
  • Amistad/empatía/compartir principios y valores fundamentales

Ahora bien, yo te animo a que no sólo mires en la pareja los “requisitos” para tener un buen amor, sino que también reflexiones sobre ti mismo.

¿Soy una buena pareja?

Antes de saltar de pareja en pareja, exigir y poner el listón altísimo a posibles parejas o criticar a tu pareja actual, te reto a que te pongas a prueba.

¿Pasarías tu mismo tus propias exigencias?

Los psicólogos señalamos que la elección de pareja no es casual, aunque la elección suela ser inconsciente.

Hablo de ello con más detalle en otros posts que quizás te interesen:

En muchas ocasiones tratamos de llenar nuestras propias carencias o enfrentarnos a nuestros miedos a través de otros.

Así, buscamos una pareja que nos aporte compañía cuando tememos estar solos; seguridad cuando nos falta confianza en nosotros mismos; amor a cualquier precio cuando no nos sentimos dignos de amor… pero también, puede que, si tenemos alguna herida del pasado abierta, tratemos de enfrentarnos a nuestros miedos.

Por ejemplo, si tuviste un padre muy autoritario al que no te enfrentaste nunca, es posible que busques personas autoritarias a las que enfrentarte o completamente sumisas para poder cambiar el rol y ser tú la persona autoritaria de la relación.

Es por eso que, si no conocemos nuestros miedos, es probable que caigamos y nos enganchemos en relaciones insanas.

El motivo es sencillo: tratamos de solucionar con ellas nuestros conflictos y, al no contar con herramientas adecuadas, terminamos tropezando.

Claves para no ser dependiente emocional, para no engancharnos a un mal amor.

Como es lógico, para ser un buen amor, hay que prepararse para serlo.

Para ello, hay que sanar heridas del pasado y superar miedos.

La dependencia emocional, igual que cualquier otra adicción, interfiere en tu vida y termina dañándote a largo plazo.

Es más, pese a lo que puedas pensar en un primer momento, te aleja del buen amor en pareja.

La dependencia emocional hará que mantengas tu relación con alguien que no te quiere, o que no te quiere bien (de la forma que tu deseas y mereces); hará que, como suele decirse, te agarres a un clavo ardiente a fin de sentirte querido o no sentirte solo, aunque eso suponga renunciar a una parte de ti.

Fíjate, si se tratase de otro tipo de adicción verías rápidamente que:

  • Existe un deseo insaciable por aquello que produce la adicción.
  • Te cuesta poner límites.
  • La ausencia de ello te produce malestar (síndrome de abstinencia).
  • Te aleja de conductas positivas o saludables.
  • Tiene consecuencias negativas para tu vida.

Por tanto, si estas características las ves en ti al pensar en tu pareja, es posiblemente tengas dependencia emocional.

Si quieres tener un buen amor, aquel que eliges sin encadenarte, revisa estos aspectos de tu vida:

Calibra tu auto-concepto

Quizás seas de esas personas que se critica continuamente, que no tiene un buen concepto de sí misma.

Si es así, es probable que te asuste la desaprobación y te enganches fácilmente a quien te alabe. Cuidado puedes ser fácilmente manipulable así.

También te pueden atraer, curiosamente, las personas que precisamente te descalifican.

Esto sucede principalmente por dos motivos: por un lado, confirman tus falsas creencias negativas sobre ti, y por otro, suponen una forma de enfrentarte a tu miedo.

En ambos casos, el resultado puede ser caer en una relación tóxica o dañina a largo plazo.

Para evitarlo, aprende a valorarte, quererte y aceptarte. De este modo, sabrás que vales mucho sin necesidad de que otros den su aprobación.

Pon a prueba tu auto-eficacia

Si eres de los que crees que no eres capaz de enfrentarte a la vida solo, debes trabajar este aspecto.

De no hacerlo, es fácil que te enganches a personas que te den la seguridad que a ti te falta.

La clave para reforzar tu autoeficacia está en la acción.

Atrévete a actuar y meter la pata. Olvídate de la autoexigencia, simplemente haz.

Como dice mi amiga Ana Zabaleta: emplea la imperfecta acción masiva.

Revisa tu auto-respeto

No siempre es fácil decir no a los demás y poner límites. Sin embargo, si no aprendes a hacerlo terminarás viviendo conforme a los valores de otros.

Como dice Walter Riso: “cada vez que entregas tus derechos a cambio de amor, prostituyes ese amor”.

Recuerda que un mal amor puede convertirte en un adicto.

Cuando no te respetas, haces lo que sea por conseguir tu droga, en este caso: el amor de tu pareja.

Si dejas de lado tus sueños, tus valores, tus prioridades, el tiempo para ti, tus amistades…prostituyes tu auto-respeto.

Aprende más sobre tus derechos asertivos y ponlos en práctica. Este será un buen antídoto para tu droga.

En definitiva: cuida tu auto-estima

Si lo piensas bien, todos los factores mencionados antes forman parte de tu autoestima.

Por eso, para lograr un buen amor tienes que convertirte en un buen amor.

Sólo cuando tu autoestima está fuerte no necesitas exigir a otro lo que a ti te falta.

Es más, trabajando tu autoestima, irás perdiendo el miedo a la soledad y será en ese momento cuando empieces a estar preparado para dar amor.

Si tienes dudas en cómo hacerlo, puedes echarle un vistazo a esta conferencia que di hace unos años.

Por supuesto, si quieres que trabajemos juntos de forma más personalizada y profesional, me tienes a tu disposición.

Reserva tu cita se psicoterapia pinchando aquí.


“Si te ha gustado el contenido, puedes hacérmelo saber en los comentarios que aparecen más a bajo, o también puedes invitarme a un café 😉 y contribuir al mantenimiento de este blog con tu donativo.

Pincha en la tacita para hacer tu donativo.”






También pueden interesarte estos artículos:

Cómo aceptar lo negativo que hay en tu relación de pareja.

¿Sabemos valorar lo que tenemos?

Qué hacer con una emoción o pensamiento molesto.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”