google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

0Cómo saber si estoy en una relación saludable

¿Estoy en una relación sana?

Autora: Ana Hidalgo

¿Te gustaría saber si es tu relación saludable? Te comparto un ejercicio de un par de minutos que te ayudará a clarificarlo.

Tanto si estás al inicio de una nueva relación, como si ya llevas un tiempo en pareja, es posible que te plantees si tienes una relación sana o no. Quizás alguna de las preguntas que pasan por tu mente son:

¿uno de los dos es demasiado dependiente?, ¿nos asusta el abandono?, ¿buscamos lo mismo?

Te propongo un sencillo ejercicio para descubrir si tienes una relación saludable.

Ejercicio para saber en qué dirección va vuestra relación:

Imagina un eje de coordenadas, como son los 4 puntos cardinales.

eje de coordenadas de relación saludable

En el norte, estaría la libertad que damos a nuestra pareja. En el sur, estaría su antagonista, el control que ejercemos.

Hacia el lado este se encuentra el amor que le damos y, en el oeste, el odio, desprecio o la indiferencia.

Ahora, trata de dibujar ese eje sobre un papel y coloca un punto en donde crees que te sitúas.

¿En cuál de estos cuatro sectores estarías?

¿Das más libertad o más control?, en estos momentos ¿amas o desprecias más a tu pareja?

Ahora, piensa en cómo crees que te trata tu pareja, sitúa en el cuadrante dónde estaría su relación hacia ti.

¿Estáis en el mismo cuadrante?

Así es como se interpreta tu ejercicio.

En función de lo que te acerques a las aspas de las flechas, será de mayor o menor intensidad.

PRIMER CUADRANTE:

Si tu punto se sitúa en el primer cuadrante, para ti tu relación está basada en el respeto y la confianza. Amas a tu pareja y confías en ella, por eso le das la libertad que necesita sin necesidad de “atarla en corto”. Este tipo de relación suele reflejar una relación saludable.

La palabra que definiría este cuadrante es la confianza.

SEGUNDO CUADRANTE:

En el caso de que lo hayas representado en el segundo cuadrante, hay mucho amor y cierto control, es posible que sientas tu relación basada en la ternura. Por ejemplo, cuando una madre quiere a su hijo y quiere que no le pase nada malo, y ejerce cierto control para que no se tropiece mientras aprende a caminar.

Ahora bien, hay que tener cuidado con el grado de control que se ejerce.

Quizás si controlas mucho a tu pareja puede que sea por miedo a perderla y caes en roles de celos, o dependencia; también puede ser que la estés infantilizando y ejerciendo de padre/madre que sobreprotege a su hijo/a y estés así, sin quererlo, cohartando su libertad de expresión. Mucho cuidado con el tema control, si es intenso puede contaminar y dañar tu relación.

Los siguientes cuadrantes ya son algo más delicados. En estos casos, puede que estés envuelto en una relación tóxica pues de hecho ya no aparece el amor.

La palabra que definiría este cuadrante sería sobreprotección.

TERCER CUADRANTE:

Si te representaste en el tercer cuadrante, debes saber que aquí está la díada tiranía/sumisión. Es más, en este cuadrante, si no se tiene cuidado, la relación puede llevarte a la dependencia y el maltrato.

Ten en cuenta que una relación en la que no hay amor, y además hay control es una relación desigual y no saludable. Suele darse en relaciones en las que aparecen perfiles narcisistas a los que les gusta someter a sus parejas.

La palabra que definiría este cuadrante sería dañina.

CUARTO CUADRANTE:

Por su parte, el cuarto cuadrante representa la despreocupación. Este es el que más cerca está del fin de la relación. Suele darse cuando ya no te importa lo que haga o deje de hacer tu pareja, cuando ya hay frío entre vosotros. En función de la intensidad de cada eje podría ser, por ejemplo, cuando ya habéis pasado de ser pareja a meros compañeros de piso.

¿Puede ser una relación saludable en algunos aspectos y no en otros?

Ahora bien, antes de alarmarte, aclararte que todas las relaciones evolucionan con el tiempo y es posible que cada uno sitúe la relación en un cuadrante diferente bajo su propio punto de vista y experiencias. Sin embargo, esto no significa que la relación no pueda funcionar.

La clave para que una relación funcione y sea una relación saludable, es precisamente el movimiento, la adaptación y flexibilidad para enfrentar cambios.

En todas las relaciones hay puntos fuertes y puntos débiles.

Habrá facetas de vuestra relación en la que des libertad plena a tu pareja y te despreocupes por completo y otras en las que seas más sumiso, tierno o respetuoso.

Por ejemplo, puede que dejes a tu pareja que se encargue del mantenimiento del coche porque te es indiferente, que seas más sumiso a la hora de elegir la película a ver, que te encante enseñarle con ternura a realizar cualquier tarea y que le muestres tu respeto al permitirle tomar sus propias decisiones laborales.

Para lograr una relación saludable en sus distintas áreas, haz una lista de las mismas y ponlas a prueba.

Por ejemplo: a nivel familiar, social, económico, laboral, labores domésticas, educación de hijos, sexualidad…

Recuerda:

Una relación saludable está basada en la confianza, el respeto, el amor y la comunicación.

Cultiva estos aspectos en tu relación para cosechar una relación sana.

Ten en cuenta que una relación de pareja es la suma de dos y, al igual que ocurre en cocina, el estado de sus ingredientes es importante.

Recuerda cuidar tu salud física y mental, de este modo habrá más probabilidades de cocinar una relación saludable.

Para ello, si quieres realizar psicoterapia individual o terapia de pareja, me tienes a tu disposición.

En la página de contacto encuentras todos los datos para hablar conmigo. También, puedes reservar tu consulta justo aquí abajo. 👇🏽

Cargando ...

También te puede interesar:

Además de este ejercicio, te dejo el enlace a 10 artículos relacionados:

 


Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”

 

Compártelo con tus amigos