google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo afecta el confinamiento a tu relación

Autora: Ana Hidalgo

– Ana, en estos meses hemos pasado de pareja a compañeros de piso.

En estos días de confinamiento, probablemente estés pasando más tiempo del habitual con tu pareja. Quizás estés incluso planteándote si realmente estás bien en tu relación o si ésta se ha enfriado.

Si estás en esta situación o has dado un paso más y has pasado de pareja a compañeros de piso, estate muy atento/a al contenido de este artículo.

Aquí hablaremos hoy de:

– Cómo afecta el confinamiento a tu relación.

– Signos que muestran que vuestra relación se está apagando o se ha apagado.

– Qué hacer para evitar pasar de pareja a compañeros de piso.

– Cómo afrontarlo si habéis roto pero tenéis que seguir conviviendo.

  1. Cómo afecta el confinamiento a tu relación

Antes que nada, hay que tener presente que no hay dos parejas iguales. Es por eso que, en cada relación hay unas u otras necesidades a tener en cuenta durante el confinamiento.

Por ejemplo, si lleváis conviviendo poco tiempo, podéis aprovechar este tiempo extra en pareja para descubriros y adaptaros mutuamente.

Si, por el contrario, lleváis mucho tiempo conviviendo de forma saludable, seguid haciéndolo igual de bien. Esto no quiere decir que en algún momento no os sintáis un tanto saturados el uno del otro, sino que tenéis ya grandes recursos para hacerle frente. Esta es una oportunidad más de sacarlos a la luz.

En el caso de que el confinamiento os haya pillado en momentos difíciles dentro de la relación, con discusiones o distanciamiento, podéis plantearos el confinamiento como un tiempo para aclarar ideas.

En cualquier caso, sea cual sea tu tipo de relación en estos momentos, es importante que tengas en cuenta un par de cosas sobre cómo afecta el confinamiento a tu relación:

  • Por un lado, habrá altibajos emocionales

Aunque puede sonar a peli romántica eso de tener que permanecer encerrado durante un tiempo con la persona que amas, la realidad no suele ser así.

Lo cierto es que en tiempos de coronavirus nuestro estado de ánimo oscila bastante. Dado que vivimos un duelo por la pérdida de libertad, atravesaremos etapas de enfado, pena, incertidumbre…

Si no quieres pasar de pareja a compañeros de piso, debes tener en cuenta que estos altibajos emocionales son normales. Es decir, no os habéis vuelto locos ni nada parecido.

Ahora bien, no por eso tienen que gustaros. De hecho, estos altibajos provocarán algún que otro roce y afectarán en mayor o menor medida a tu relación.

Así, en algunos momentos, estaréis muy susceptibles y viviréis cualquier comentario como un ataque personal. Sin embargo, es necesario tener paciencia y comprensión para no entrar al trapo y cargar contra tu pareja.

En otras ocasiones, puede que estés de bajón y lo que menos te apetecerá será estar con nadie. Es probable que tu pareja te reclame esas palabras, abrazos y besos que no te sientes con ánimo de dar.

De hecho, es muy probable que estos altibajos os lleven a tener menos relaciones sexuales. Tranquilo/a, esto no quiere decir que sea el fin de vuestra relación, simplemente hay estrés temporal. Muy posiblemente, vuestra actividad sexual se retome en los momentos de tranquilidad.

  • Por otro lado, saldrán a la luz nuevas facetas tuyas y/o de tu pareja

Por si la montaña rusa emocional fuera poco, durante el confinamiento llega un añadido: ¡descubres que no conoces a tu pareja!

Me explico:

Vivimos en una situación sin precedentes, y esto hace que nuestra parte más arraigada y profunda salga a flote.

El miedoso se vuelve más miedoso; el obsesivo más obsesivo; el crítico más gruñón…

Estos rasgos de personalidad, muchas veces los tenemos acallados o domesticados. Sin embargo, no es fácil reprimirlos cuando hay estrés y tan poco espacio para la intimidad personal.

Ahora no podemos salir a desahogarnos en el gimnasio o con amigos, y sacamos nuestro lado más feo con la persona que tenemos más cerca: nuestra pareja.

No hay que sacarlo de contexto, simplemente aprender a manejarlo. Dale la vuelta a la situación y míralo como una gran oportunidad para conoceros mejor.

Compartir anécdotas del pasado os ayudará a entender de dónde vienen esos rasgos y volver a pulirlos.

  1. Signos que muestran que vuestra relación se está apagando durante el confinamiento.

A veces, el día a día hace que perdamos el interés por ciertos detalles. Algunos signos que te ayudarán a ver si vuestra relación está pasando de pareja a compañeros de piso son:

  1. Se acabaron los besos entre vosotros ya no de forma temporal sino de manera casi indefinida.
  2. Procuráis estar ocupados en cualquier cosa para no quedaros a solas. Trabajar durante horas o pasarse el día pegado a una pantalla, pueden ser algunos ejemplos.
  3. A penas compartís vuestras opiniones, alegrías o preocupaciones.
  4. Cuando estáis juntos, os limitáis a estar el uno junto al otro sin miraros.
  5. El sexo ya hace tiempo que pasó de largo.
  6. Ya ni discutís, o si alguno se enfada al otro le es indiferente.
  7. Lo ves más como un/a hermano/a que como tu pareja.

Si quieres a tu pareja y quieres que la llama vuelva a reavivarse, no esperes a que se cumplan todas estas señales, ponte en marcha desde ya, quizás luego sea tarde.

  1. Qué hacer para evitar pasar de pareja a compañeros de piso durante el confinamiento

Si bien en su día ya escribí algún artículo sobre juegos en pareja o cómo reavivar la relación de pareja, hoy quiero compartirte unas pautas que evitarán que la relación se deteriore a causa del confinamiento.

  • Reserva espacio y tiempo para estar a solas

Prepara un espacio y un tiempo para ti, para estar contigo mismo y reflexionar sobre quién eres en estos momentos, qué quieres, qué necesitas… Esto evitará que os saturéis el uno del otro.

Sin embargo, también es importante que guardéis tiempo para ti y tu pareja juntos.

A veces confundimos compartir un mismo espacio físico con estar con otra persona. Sin embargo, no es lo mismo.

Quizás estéis los dos teletrabajando en el salón, sin embargo, no estáis en ese momento como pareja. Por eso, reservad momentos para seguir siendo pareja, sin trabajo, tele o niños cerca.

Ten en cuenta que las muestras de cariño, las risas, y por supuesto las relaciones sexuales, son importantes. Para ello necesitáis intimidad, tiempo a solas como pareja.

  • Busca el equilibrio en las responsabilidades

Me estoy encontrando en consulta con que ahora vuelven a surgir peleas por el reparto de tareas.

Si bien este es un tema clásico que todos los terapeutas de pareja abordamos, parece que ha vuelto a dispararse.

– Cuando venían a limpiarnos la casa esto no pasaba.

No se trata de medir en un Excel qué hace uno y qué hace el otro, sino en ser compañeros. Es decir, de hacer de un reparto equitativo de responsabilidades domésticas (y cuidado de hijos) que podéis turnar.

Este reparto evitará que la relación se contamine con discusiones tontas que pueden evitarse con una buena distribución de tareas.

  • Dosifica las malas noticias

Seguro que tú también te has dado cuenta, las noticias negativas están en el aire. Se oye hablar de cifras de muertos, infectados, malas decisiones políticas… Todo esto, lo quieras o no, puede afectar tu estado de ánimo y, por tanto, se verá reflejado de algún modo en tu relación de pareja.

El cómo afecta el confinamiento a tu relación va a depender mucho de las noticias a las que te expongas.

Dosifica la cantidad de información que recibes del exterior y comienza a ser generador/a de noticias positivas.

Una buena regla suele ser dar 3 noticias buenas o palabras de aliento por cada noticia negativa que se dé.

Recuerda que, en cuestiones de pareja, tan importante como identificar lo que no funciona, es señalar lo que sí está funcionando. Vuelve a relanzar los piropos hacia tu pareja, a ensalzar lo positivo que hay entre vosotros y limita las malas noticias.

  • Deja atrás el egocentrismo

Un buen truco para no pasar de pareja a compañeros de piso es rescatar de tu vocabulario aquellas palabras que indican proximidad: “los dos”, “juntos”, “nosotros” …

De esta manera mantendréis cercano en la mente el que sois un equipo, una pareja.

  • Asume que habrá discusiones y practica la escucha activa

Hay que tener en cuenta que las discusiones llegarán, y no pasa nada, es algo bastante normal y humano.

Ahora bien, para que no se conviertan en una pelea a capa y espada, es importante saber discutir.

Para ello, es esencial practicar la escucha activa. Esto es, escuchar con intención de entender al otro y no de rebatirlo.

Cuando la discusión llegue, asegúrate además de haber entendido bien su mensaje, de haberle permitido decir todo lo que quería decir y después, expón tu punto de vista.

  • Ensalza lo positivo desde tus emociones y re-enamora a tu pareja

Hay muchas personas a las que les cuesta expresar sus emociones, sin embargo, el confinamiento nos da la oportunidad de empezar a practicarlo.

Esto, además de ayudarte a mejorar la relación con tu pareja, permitirá desarrollar tu inteligencia emocional. De esta forma, sin darte cuenta estarás aprendiendo a ser más carismático.

Por ejemplo, no digas: “gracias por haber preparado la cena”. En lugar de esto, resalta en tu discurso la emoción de cómo te ha hecho sentir esta situación. Por ejemplo: “me ha hecho mucha ilusión que preparases XXX, me encanta lo bien que te sale”.

Con este pequeño cambio ayudarás a que tu pareja se sienta mejor por su esfuerzo y te sentirás tú también bien al ser agradecido.

Ponle un toque de emoción y sentimiento a tus comentarios positivos, de esta forma reenamorarás a tu pareja al mostrar interés y admiración hacia él/ella.

  • Cultiva tu paciencia y el agradecimiento

Para ello, te animo a echarle un vistazo a los artículos publicados estas semanas de atrás, pues te doy pautas concretas sobre cómo hacerlo.

Te comparto los enlaces para que los tengas más a mano:

Ser agradecido en tiempos de crisis.

Cómo fortalecer la paciencia.

  1. ¿Qué pasa si habéis pasado de pareja a ex durante la cuarentena?, ¿cómo mantener la convivencia si habéis roto como pareja?

Si durante este confinamiento habéis descubierto que la relación es insostenible y decidís romper, será importante que guardéis unos mínimos de respeto y coherencia.

Al fin y al cabo, los dos tendréis que seguir conviviendo por un tiempo, y tendréis que trabajar en equipo mientras dure el confinamiento. Por ello, algunas pautas a recordar son:

– Se amable. Es importante llegar a acuerdos de no violencia. Esto es, aparcar críticas, insultos, reproches…

– Respetar espacios. Si es posible, acordar cada uno vivir en una habituación y respetar las zonas comunes.

– Cumplir con las responsabilidades de cada uno: higiene, tareas domésticas, cuidado de los niños…

– Solicitar ayuda a un experto. Contactar con un psicólogo de pareja o mediador os ayudará a llegar a acuerdos más fácilmente, evitando así malos rollos.


Si bien los estudios y estadísticas nos muestran que en los próximos meses muchas personas pasarán de ser pareja a ser compañeros de piso, para poder romper completamente tras el confinamiento, espero que las directrices que te he compartido hoy te ayuden a ser de los que consiguen salir a flote.

En cualquier caso, si notáis que la convivencia se tuerce y la relación se va alejando, ya sabes que me tienes a tu disposición, para abordar con más detalle vuestro caso particular dentro del contexto de una terapia de pareja.

Mucho ánimo en estos días. Aprovéchalos para fortalecer tu relación un poquito más.