google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Desaparecer para terminar la relación

Ventajas y desventajas del ghosting

Autora: Ana Hidalgo

Desde hace años, hay personas que optan por desaparecer para terminar la relación que mantienen.

Antes usábamos la expresión “ir a por tabaco” para referirnos a este tipo de ruptura o abandono de pareja. A día de hoy, la expresión ha cambiado, se dice hacer ghosting, pero el resultado es el mismo.

Si bien la información de las redes pone el ghosting como algo tremendamente cruel, no siempre es así.

  • Cómo puedes decir eso, Ana. Mi pareja decidió desaparecer para terminar la relación y fue tremendamente cruel, lo pasé falta.

Antes de responderte quiero que reflexiones sobre algo que a veces olvidamos, en una relación al menos hay dos personas.

Por un lado, quizás no fue una buena solución para ti, pero quizás para tu ex sí lo fue. Además, quizás sí fue una de las opciones menos malas para ti que pudo ofrecerte tu ex. Al fin y al cabo, todo tiene al menos dos caras.

¿Qué es el ghosting?

Esta nueva expresión procede del inglés, de la palabra ghost, que quiere decir fantasma.

Hacer ghosting es desaparecer, terminar una relación previa en la que había una comunicación más o menos fluida, de forma súbita, sin dar ninguna justificación o motivo.

El ghosting suele ser más frecuente en parejas más recientes, sin embargo, las parejas consolidadas no están libres de sufrirlo.

Qué efectos tiene el ghosting en quien lo padece

Cuando una persona que era importante para nosotros nos ignora por completo, sin justificación ni aviso, el desconcierto es enorme.

Con frecuencia las personas que lo padecen se sienten confusas, despreciadas, y sobre todo muy dolidas.

El no entender qué ha pasado hace que el duelo por la pérdida sea aún más duro. Es más, puede llegar a hacerse crónico al dejarnos en la incertidumbre del pasado.

Hay quienes incluso consideran el ghosting como la forma más cruel de dejar a alguien. Puede llevar a la persona abandonada con la impresión de haber cometido un error irreparable, ser culpable o no válida.

De igual modo, otras personas que lo padecen viven la experiencia con gran incertidumbre durante días.

Piensan que le ha sucedido algo a su pareja que le impide responder a sus llamadas. Quedan confundidas, preocupadas, atónitas… y se desviven por averiguar lo sucedido.

Si finalmente por redes sociales o allegados descubren que la otra persona está bien, la tristeza suele azotarles con dureza.

Motivos de desaparecer para terminar la relación

No siempre es fácil decir adiós a la persona que quieres, ni a la que no quieres.

Es por eso que pueden existir muchos motivos distintos por los que alguien puede llegar a hacer ghosting.

Por ejemplo, alguien puede decidir desaparecer para terminar la relación por amor.

Sí, como lo oyes. A veces el amor que sientes hacia la otra persona es tal que pones por delante sus necesidades.

Seamos sincero, a veces sabemos qué es lo que más nos conviene, pero no nos atrevemos a dar el paso. Es por eso, que algunas personas deciden dar el paso por ellas y simplemente alejarse.

En el otro lado de la balanza estaría aquellas situaciones en las que ya has intentado por otros medios romper la relación, pero no has podido.

Si eres de esas personas a las que les cuesta mantenerse firmes o creen que su pareja siempre acaba liándoles pese a que sus deseos sean otros, desaparecer para terminar la relación puede ser una forma de lograr lo que uno llevaba tiempo buscando.

También, algunas personas deciden desaparecer para terminar la relación como forma de venganza ante algún agravio percibido.

Por ejemplo, tras descubrir una infidelidad, algunas personas deciden romper todo tipo de contacto sin hablar con su pareja antes.

Es por eso que, entre los motivos más populares para hacer ghosting están el miedo, la falta de interés, el deseo de venganza.

¿Es tan malo desaparecer para terminar la relación?

Aunque como sabes siempre animo al diálogo, no siempre queda esta opción.

Es por eso que te contemplo dos escenarios en los que hacer ghosting o desaparecer para terminar la relación pueden ser una muy buena opción, sino la única.

  • Cuando se produce algún tipo de abuso o maltrato.

Hay muchas formas de enfrentarse a un problema y, a veces, huir puede ser la mejor opción.

Recuerda que hay muchas formas de maltrato, se puede vejar a una persona sin ponerle ni un dedo encima. Es más, el maltrato psicológico suele ser el precedente del físico.

Incluso sin llegar a tanto, si estás en una relación en la que sientes miedo o se violan los límites (por ejemplo, te espían), optar por desaparecer para terminar la relación puede serte muy útil.

  • En una relación tóxica en la que tu pareja te manipula

Si te has dado cuenta que tu pareja siempre le da la vuelta a la tortilla, te manipula y cuestiona para salirse con la suya, es muy probable que estés en una relación tóxica.

Cuando una relación no es sana y el diálogo no es posible, huir vuelve a ser una opción válida.

Cómo me sentiré si hago ghosting a alguien

Pues depende de varios factores como tu personalidad, el momento en que suceda, la relación que tuvieras con esa persona…

Algunas de las emociones más habituales son: el alivio (por ejemplo, tú huías de una situación que te dañaba); la culpa (si por ejemplo piensas que te quedaron opciones por probar); o simplemente normalidad (lo vives como una práctica habitual).

Antes de plantearte si hacerlo o no, pregúntate si hay otras formas de solucionarlo, si esto te acerca o no a ser el tipo de persona que quieres ser y en cómo crees que se sentirá la otra persona.

Qué puedo hacer si alguien me hace ghosting

Si tu pareja ha decidido desaparecer para terminar la relación, puedes tomar varias medidas. Si bien, revisar lo sucedido, ver el lado positivo y pasar página serán algunas opciones a considerar.

Puede que encuentres o puede que no los motivos de lo sucedido. Sin embargo, revisar tu relación desde distintos ángulos te ayudará a ver que la realidad tiene muchas caras. Quizás descubras que tu príncipe o princesa azul era más rana que otra cosa.

Por otro lado, acepta que dolerá durante un tiempo, pero probablemente te abra mejores posibilidades en el futuro. Como en todo duelo, tendrás que pasar un tiempo incrédulo, otro otro enfadado, triste… pero pasará.

Trata de buscar el lado bueno a lo sucedido, siempre lo hay. Por ejemplo, quizás será un buen momento para aprender a soltar y comenzar a valorarte y cuidarte más.

Finalmente, recuerda que no tienes porqué lidiar con este duelo solo/a.

Si necesitas ayuda profesional, ya sabes que me tienes a tu disposición.

 

Cargando ...
Compártelo con tus amigos