google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

La enfermedad de la prisa

Autora: Ana Hidalgo

A pesar de lo que muchos creen, estar ocupado no siempre es bueno. Es más, muchos expertos señalan que la mayoría de nosotros padecemos la enfermedad de la prisa.

Desde que somos pequeños nos animan a ser productivos. Apuntamos a nuestros hijos a un sinfín de extraescolares y gozamos viéndolos ocupados. Sin embargo, pese a la buena fe de nuestros actos, les estamos haciendo un flaco favor.

  • Ana, siempre se ha dicho eso de “mejor ocupado que preocupado”.

Es cierto, estar ocupado puede venir muy bien para muchos aspectos de la vida, pero no lo es para todos. Revisemos algunas ventajas y desventajas.

Por qué estar ocupado no siempre es bueno. Ventajas  y desventajas.

  • Sentirnos ocupados está bien considerado socialmente y se asocia a la sensación de ser importante.

Socialmente corre la falsa creencia de que estar ocupado/a es sinónimo de una vida llena e interesante. Así, creemos que: “si tiene muchos compromisos sociales es porque es guay, todos quieren tenerlo cerca,”.

Es más, creemos que alguien muy ocupado/a es porque tiene una vida social y profesional muy rica y apasionante. Sin embargo, no tiene por qué ser así.

Puedes estar ocupado por motivos que nada tienen que ver con ser importante o productivo. Por ejemplo, porque te organizas mal o no sabes rechazar una invitación o una demanda de otros.

  • Nos facilita una buena cuartada para no hacer cosas que no nos apetece.

Cuando alguien nos señala que está muy ocupado/a puede darnos un poco de lástima. Nos da la sensación de que está fatigado/a y empatizamos con su cansancio.

Esto puede llevarnos a justificar algunos de sus comportamientos: “jo, no has podido llamar por lo ocupadísimo/a que estás, pero en el fondo te importo”.

Sin embargo, esto a largo plazo termina descubriéndose, por lo que no es muy recomendable. Bajo mi punto de vista es mejor ser claro/a.

  • Hace que entretengas tu mente con aspectos ajenos a ti mismo, a tus preocupaciones.

Aunque esta táctica te puede servir para evitar temas conflictivos y aliviar penas, estar ocupado no siempre es bueno. Esto es así porque no te deja tiempo para reflexionar sobre tus gustos, necesidades, problemas…

Si no paras un momento a pensar en ti y en tus circunstancias, va a ser difícil que puedas mejorarlas.

  • Estar ocupado te hace sentir más activo y vital.

Ahora bien, si esto puede venir bien para determinados momentos, hacerlo con frecuencia puede generarte problemas a largo plazo. Entre ellos, generarte problemas de estrés y ansiedad.

Es decir, esta actividad excesiva puede generarte fatiga y estrés. Además, no te permitirá disfrutar del momento presente al tener tu mente tan ocupada.

Ahora bien, si estar ocupado no siempre es bueno, ¿por qué tendemos a sobrevalorarlo?

Por qué tendemos a sobre ocupar nuestra vida

Si bien cada uno tiene su propia respuesta a esta pregunta, te comparto 3 motivos bastante frecuentes:

1.- No queremos perdernos nada.

Es posible que te aterre perderte algo que pudiera o no resultarte interesante.

  • Si mis amigos hacen barranquismo, voy. Me aterra, pero no quiero perderme la experiencia.

Olvidamos que estar ocupado no siempre es bueno, si esto supone aplazar aquello que es prioritario para nosotros en algo que realmente no nos importa. Sin embargo, a veces priorizamos cantidad a calidad.

Así, asumimos que cuantas más experiencias acumulemos mejor, sin plantearnos si son el tipo de experiencias que realmente queremos vivir.

Es imposible llegar a todo y, aunque fuese posible, tampoco sería necesario. Aclara qué te hace feliz y recuerda tomarte tu tiempo para descansar y reponerte.

2.- Tememos el aburrimiento.

Con frecuencia olvidamos que nuestra mente necesita de vez en cuando reiniciarse, y para eso el aburrimiento es fantástico.

A veces nos asusta quedarnos aburridos, o a solas con nuestros pensamientos cuando esto es lo que da un soplo de aire fresco a nuestra mente.

Tras el aburrimiento llega la creatividad, el ingenio. Esto te permite reiniciar tu cerebro para que funcione mejor.

Por eso, estar ocupado no siempre es bueno, de vez en cuando también necesitas aburrirte y reiniciar tu sistema mental.

Si lo que buscas es vivir, recuerda que no se trata de vivir experiencias cualesquiera a cualquier precio.

Tener una vida ocupada no significa tener una vida llena de momentos interesantes. Recuerda que, incluso los momentos más insulsos también son necesarios.

3.- Estamos enganchados a la acción.

Aunque pueda sonarte raro, el ser multitarea puede enganchar como una droga. Al fin y al cabo, nos produce un subidón natural adrenalina al permanecer constantemente atentos.

La adrenalina, a su vez, estimula la producción de dopamina (DA) en el sistema nervioso. Ésta provoca sensación de bienestar y disfrute.

Por eso, cada vez que te sobreexcitas y sobre esfuerzas, le das un nuevo chute de DA a tu cerebro. Así, puedes engancharte a estos subidones de bienestar.

Qué debemos tener en cuenta

Algo que me parece importante recordar es que no necesitas llenar tu agenda por el mero hecho de llenarla.

Quizás estés realizando tareas que ocupan tu vida pero que no te llenan o no te sitúan donde quieres estar.

En lugar de eso, aprende a conocerte mejor, comienza a priorizar lo que realmente quieres.

Lo importante no es estar muy ocupado/a sino disfrutar de lo que haces.

Por eso, te animo a hacerte una pregunta clave: “¿eso que vas a hacer es realmente importante para ti?”

Cuando creas estar muy ocupado/a para hacer esto o aquello, plantéate si es o no realmente una prioridad para ti. De esta forma, verás que no es que te falte tiempo, sino que priorizas algunas cosas por encima de otras.

Entre aquellas que priorizas y para las que sí encuentras tiempo, te animo a tener aquellas que te cuidan. Por ejemplo, aquellas con las que disfrutas o te permiten desacelerar tu ritmo te ayudarán a cuidar tu salud mental.

Es decir, agenda ratos libres, sin hacer nada, simplemente para descansar y priorizarte a ti mismo/a.

En cualquier caso, ya sabes que si el estrés te sobrepasa y necesitas un poco de ayuda extra para reequilibrarte, me tienes a tu disposición.

 

Cargando ...