google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo la música afecta a tu cerebro y tus emociones

Por qué deberías escuchar más música.

Autora: Ana Hidalgo

Siempre se ha dicho que la música amansa a las fieras, sin embargo, la música sirve para mucho más.

En terapia, casi siempre suelo hacer una pregunta a mis clientes:

  • “¿Escuchas música? Y, si es así, ¿qué tipo de música escuchas?”

Aunque puede parecer una cuestión muy sencilla, es más importante de lo que a priori puedes pensar.

Los estudios en neurociencias han demostrado que la música es capaz de activar nuestras estructuras emocionales cerebrales.

De hecho, puede ayudarte a relajarte y calmarte, como también puede ser un foco de estrés y malestar.

Esto va a depender de diversos factores como tus preferencias musicales, su volumen o el contenido de sus letras en el caso de canciones.

Qué ocurre cuando escuchamos música

Los estudios científicos han encontrado que, al escuchar música, activamos áreas del cerebro encargadas de la empatía y la imitación.

En estas áreas cerebrales están las llamadas “neuronas espejo” que reflejan las acciones e intenciones de los otros con los que estamos como si fuesen propias.

Para que lo veas de una forma más clara tan sólo tienes que pensar en el cine.

Por ejemplo, los tonos graves o estridentes que se usan en las películas de terror te llevan a sentir suspense.

De igual modo, los ritmos más ligeros y joviales despiertan estados de ánimo más positivos.

El asociar los sonidos con emociones, nos permite entender mejor el contexto en el que nos encontramos.

Piensa, por ejemplo, en cómo la musicalidad de las palabras de tu pareja o tu amigo te ayudan a diferenciar su estado de ánimo, si está enfadado, o está alegre.

Y es que, reconocemos la musicalidad desde que nacemos y gracias a esto, podemos usar su poder para cambiar nuestro estado de ánimo si así lo deseamos.

¿Puede la música afectarnos de modo negativo?

Sí, de hecho, tengo entendido que en alguna ocasión se ha usado como método de tortura.

La música puede contener sonidos desagradables que generan estrés, como son los sonidos estridentes.

Además, si su volumen es elevado puede producir ansiedad.

La música puede ayudarte a calmarte o excitarte por eso, cuando te encuentras en un momento emocional decaído, escuchar cierto tipo de melodías dramáticas, puede arraigarte más a tu pena, y cuando estás en un estado de exaltación elevada, puede agitarte más de la cuenta.

Sin embargo, teniendo en cuenta estas consideraciones, yo siempre animo a escuchar música a diario, pues tiene grandes beneficios.

Algunos beneficios de la música en tu salud:

Aunque te suene raro, la música al penetrar en tu cerebro a través de tus oídos, genera cambios químicos importantes.

Por un lado, produce endorfinas que tienen un efecto analgésico.

Es decir, la música puede ayudarte a sentir menos dolor, algo muy importante en casos de dolor crónico.

Por otro lado, produce dopamina, hormona que sirve para mantener la motivación, favorecer el aprendizaje y controlar impulsos.

Además, la dopamina extra que te aporta te ayudará a sentir placer y bienestar.

De igual modo, escuchar música relajante te puede ayudar para reducir la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

Fíjate que curioso, escuchar la misma música y al mismo tiempo que otras personas puede llevar a hacer que vuestra frecuencia cardiaca vaya al mismo ritmo, siendo así más fácil que podáis empatizar.

Por eso, precisamente, y porque resulta más difícil idear mentiras al tiempo que se canta, en algunas terapias de pareja se puede recomendar que, en caso de discusión, lo hagan cantando.

La música además estimula la mente y el alma y te ayuda a mejorar tu estado anímico.

Al mismo tiempo, puede ayudarte a dormir mejor y tener un sueño más reparador.

Cómo usar la música para mejorar tu salud:

Como hemos visto, la música puede ser una importante fuente de bienestar emocional.

Ahora bien, recuerda seguir estas 3 sencillas pautas:

  1. Escuchar música que te sea agradable al oído.
  2. Disponer de música que estimule tu buen humor y te cargue de energía para empezar el día y música más tranquila y relajante antes de descansar.
  3. No exceder del volumen en el que la escuchas.

Siempre que puedas, ten música a mano, será un modo eficaz de endulzar tu vida y cargarte de energía.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”

P.D. Ahora puedes encontrar fácilmente la música que te gusta en Amazon Music Unlimited.

Amazon Music Unlimited es un servicio de streaming y descarga de música sin anuncios, con más de 50 millones de canciones para escuchar en cualquier lugar”.

Por ser seguidor de mi blog, ahora tienes 30 días gratis, pincha en la imagen que aparece a continuación para más información.

Compártelo con tus amigos