google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo cambiar un día de mierda

Autora: Ana Hidalgo

¿Alguna vez has tenido un día de mierda? Ya sabes, de esos en los que todo parece salirte al revés.

Se estropea el agua caliente justo cuando tienes el pelo enjabonado, pierdes el autobús o tienes la rueda del coche pinchada, hay atasco, te manchas justo antes de una reunión importante…

Sin embargo, aunque estás teniendo un día de mierda (siento hablar así, pero creo que es lo que todos pensamos en esos momentos), a veces, que no siempre, pasa algo que lo cambia absolutamente todo.

Olvidas todo lo que te ha ido mal ese día y ya sólo puedes pensar en eso tan maravilloso que te ha ocurrido.

Pues bien, ese es el mejor ejemplo que puedo darte para que entiendas que hasta los días más marrones pueden mejorarse.

¿Qué cosas podrían hacer que tu día mejorase por completo?

Que te toque la lotería, conocer a la persona de tus sueños, que salves la vida a alguien…

No es necesario buscar algo tan drástico como eso, existen cosas mucho más sencillas y ordinarias que pueden hacer que tu día mejore por completo, pero para eso debes saber qué cosas te hacen sentir bien, qué te saca una sonrisa cuando estás decaído y ponerlas en práctica en esos duros momentos.

En el post de una acción que puede cambiarte la vida, te expliqué la importancia de guiar nuestros pasos con nuestros pensamientos y de hecho es algo que te puede venir genial para mejorar tu día.

Sin embargo, para cambiar un auténtico día de mierda puede que necesites algo más.

Ten en cuenta que, el valor de aquello que nos sucede no depende tanto de la experiencia en sí, sino de la valoración que nosotros hagamos de ello.

A veces nos sentimos irritables o enfadados, y cualquier pequeña discordancia con nuestras expectativas nos parecen todo un mundo, sin embargo, esa misma circunstancia en otro momento puedo parecernos una nimiedad.

Si notas que estás más sensible de lo normal, o intuyes que vas a tener un día de mierda ya desde que te levantas, te aconsejo que pongas en marcha algunas de estas estrategias para contrarrestar tus emociones negativas y llenar tu día de experiencias que puedan hacer mejorar tu humor.

Aquí te propongo 9 actividades para subir tu ánimo

1. Ayuda a otra persona a mejorar su día.

No importa si tu día va mal, al menos puedes sentirte mejor ayudando a otros a tener un día más sencillo.

Recuerda que hacer feliz a los demás es más fácil de lo que crees.

2. Abraza a alguien a quien aprecies.

Diferentes estudios han señalado que el contacto físico puede aumentar los niveles de serotonina (considerada la hormona responsable de la felicidad), por lo que abrazar a alguien te ayudará a sentirte un poquito mejor.

3. Visualiza cosas agradables.

Uno de las cosas que más triunfan en las redes sociales así como en internet en general, son las imágenes de cachorros. Parece ser que el ver este tipo de imágenes nos hace sentir mejor.

En tu caso no tienen por qué ser cachorros, quizás te guste mirar fotos de paisajes, de motos, de obras de arte… busca lo que te haga sentir bien a ti y contémplalo unos minutos.

4. Busca el contacto con la naturaleza.

Si tienes la suerte de que ese día que crees es una mierda es soleado, amigo, te ha tocado la lotería.

La luz del sol te puede ayudar a cargarte de energía con sólo dejar filtrar sus rayos un ratito en ti, pero si por el contrario hace un día feo, de esos que sólo apetece manta y sopita, tendrás que agudizar un poquito más tu atención.

Por ejemplo, puedes acceder a la naturaleza por otras vías: contemplando árboles, plantas, animales… o disfrutando del sonido de la lluvia sobre la acera, el olor a mojado sobre la tierra, el sonido del viento …

5. Mira el lado bueno del día.

En un auténtico día de mierda, probablemente pienses que en lo que va de día no hay nada bueno, pero te aseguro que lo hay.

De hecho, como poco hay bueno el aprendizaje que esta situación te está dando.

Pero además, el hecho de estar vivo, la luz del sol que te calienta, el saber que al día siguiente tienes otra oportunidad para empezar de nuevo…

Encuentra aquello que ese día ha salido bien y sonríe por ello.

6. Date un capricho.

Toma una onza de chocolate, date un baño de espuma, regálate un masaje, permítete desconectar un par de minutos del ruido del mundo y céntrate en algo que te guste, o mejor aún, que te apasione.

Esto te ayudará a llevar tus pensamientos en otra dirección más positiva.

7. Termina algún asunto que tuvieras pendiente.

Quizás no estés lo suficientemente concentrado para terminar un importante documento, pero sí puedes realizar alguna otra actividad que tenías pendiente o llevabas tiempo posponiendo.

Por ejemplo, puedes ordenar un cajón, o concretar una cita con un amigo para tomar un café.

Terminar una tarea pendiente te ayudará a sentir que tienes el control de la situación.

De este modo, mejorará tu estado de ánimo.

8. Sonríe, y si es posible, ríe a carcajadas.

Un modo de empequeñecer los problemas es aprender a reírse de ellos, puedes echarle un vistazo al post de aprender a reír para aprender a reírte de tus problemas.

9. Mantente activo.

Lo peor que puedes hacer un día de mierda es quedarte lamiéndote tus heridas.

El hacerte un ovillo, meterte en la cama , quejarte o auto-compadecerte contantemente, sólo añadirá síntomas depresivos a tu día.

El mundo sigue, y tú también debes continuar.

Mantén tu mente activa y despierta para evitar seguir dándole vueltas a lo sucedido. Así, poco a poco, conseguirás relativizarlo.

Espero que tu próximo día de mierda se alivie antes con estas pautas.

Y es que, nos guste o no, todos tenemos alguno de estos días de vez en cuando.

Si tienes alguna técnica especial para sobrellevar los tuyos, compártela, seguro que podrá ayudarnos.

Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace, estaré encantada de ayudarte.

Ana M. Hidalgo

www.terapiaconAna.com

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”

Compártelo con tus amigos