google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo decidir entre dos amores tan diferentes

Me cuesta decidirme entre dos parejas, ¿qué hago?

Autora: Ana Hidalgo

A veces la vida tiene un sentido del humor un poco extraño y sin saber muy bien cómo, te ves envuelto/a entre dos amores, ¿cómo decidir entre dos amores tan diferentes?

Y es que lo que tiene uno, no lo tiene el otro y te cuesta decidirte. ¡Qué estrés!

En este punto, tienes varias opciones:

  • No elegir y tratar de mantener las dos relaciones.
  • Decidirte por uno de los dos.
  • Asumir que ninguno de los dos amores es suficiente y preferir quedarte solo/a o buscar una tercera persona.

Si todavía estás en esta fase, te animo a que analices cada una de estas situaciones.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si no eligieras?, ¿podrías plantear una relación a tres?, ¿cómo te sentirías al respecto?…

Ahora bien, si tienes claro que quieres decidirte por uno de tus amores, pero no sabes cómo hacerlo, toma nota:

Cómo decidir entre dos amores tan diferentes:

  1. Averigua lo que esconde tu elección. detective

Antes de sopesar los puntos fuertes y débiles de cada combinación, te animo a sincerarte contigo mismo/a.

Plantéate: ¿Qué te llama la atención de cada uno de estos amores?

Esta pregunta tan aparentemente sencilla y básica esconde mucho más de lo que crees.

Generalmente tratamos de ver en los otros aquello que valoramos y que creemos que nos falta.

Por ejemplo, si uno de estos amores es muy divertido, quizás sientas que a tu vida le falta diversión; si crees que lo que te aporta es estabilidad o seguridad, quizás estés tratando de sentirte más seguro/a.

Es por eso que, tras contestar a esta pregunta, es importante que reflexiones sobre tus propios puntos débiles.

Una vez encontrados tus puntos débiles, trabaja para subsanarlos antes de decidir.

De este modo, cuando decidas, lo harás desde tu libertad y no desde tu necesidad o tus miedos.

Ahora bien, si al resolver tus conflictos internos, te sigue apeteciendo estar en pareja, pero sigues sin saber cómo decidir entre dos amores tan diferentes, tocará seguir explorando.

  1. Descubre cuáles son tus aspiraciones en el amorpuzzle amor

No se trata de escribir la carta a los reyes Magos, sino de averiguar qué valoras tú en una relación.

Es por eso que te vendrá muy bien listar los valores o características básicas que exiges en una relación.

No olvides que, por supuesto, tú también deberías cumplirlos. De no ser así, quizás estés todavía en el punto anterior, y estés tratando de llenar tu propio vacío.

Ten en cuenta que se trata de perfilar los mínimos exigibles, lo más básico que aspiras tener en el amor.

Si te falta a ti algún aspecto, retrocede al punto uno.

Ahora bien, si uno de tus dos amores no cumple con tus mínimos, ahora te será más fácil tu elección.

Si afortunadamente tus dos amores y tú mismo/a han superado la prueba, continua tu elección con el punto 3.

  1. ¿Razón o corazón? razon o corazon

Como sabes, nuestras decisiones son mezcla entre razón y corazón. Sin embargo, es este último el que más suele inclinar la balanza.

Por eso te animo a hacerte varias preguntas:

  • Si hoy fuese el último día de tu vida, ¿con cuál de tus amores preferirías pasarlo?
  • Cuando te sientes bien contigo mismo/a, ¿a quién te apetece más tener cerca?

Tus respuestas te darán una pista de hacia dónde apunta tu corazón.

Sin embargo, el amor es una mezcla de amor/pasión; intimidad/compartir valores; y compromiso/cuidado.

Por eso, para averiguar más fácilmente la puntuación global de cada una de tus relaciones plantéate:

  • AMOR/PASIÓN: ¿Quién sería tu pareja sexual ideal?
  • INTIMIDAD/VALORES: ¿Con quién compartirías tu experiencia más vergonzosa?
  • COMPROMISO/CUIDADO: ¿A quién llamas antes cuando te sientes enfermo/a para que te mime?

Teniendo en cuenta estos 3 puntos te será mucho más fácil decidir entre dos amores tan diferentes.

Por último, si no sabes cómo decidir entre dos amores:

Si a pesar de todo te cuesta, recuerda que, como hemos dicho, decidirse por uno no es la única opción.

Valora tus opciones y elige aquella que mejor se adecue a ti, a tu situación, sin convencionalismos o presiones sociales.

Recuerda que toda elección conlleva pérdidas, por lo que no sólo te fijes en cuál es la que más ventajas te aporta sino también en cuál tiene unas pérdidas más tolerables para ti.

Además, ten en cuenta que no tienes por qué hacerlo sólo, puedes contar con ayuda profesional a través de una terapia para facilitarte el esclarecer tus ideas.

A este respecto, ya sabes que me tienes a tu disposición, tanto en mi centro de psicología de Alcorcón como a través de la terapia on line.

Si así lo deseas, reserva tu cita se psicoterapia pinchando aquí.


Si te ha gustado el contenido, puedes hacérmelo saber en los comentarios que aparecen más a bajo, o también puedes invitarme a un café 😉 y contribuir al mantenimiento de este blog con tu donativo.

Pincha en la tacita para hacer tu donativo.






Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”