google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo desarrollar mi creatividad

Autora: Ana Hidalgo

La creatividad es una cualidad muy valorada que todos podemos llegar a desarrollar, pero ¿cómo lograr ser más creativo?

Hoy quiero explicarte de dónde surge esta importancia de ser creativo y cómo puedes desarrollar tu creatividad.

Por qué desarrollar mi creatividad


Con independencia de que sea una cualidad que está de moda, y es requerida en muchos puestos de trabajo, descubrir cómo lograr ser más creativo te abrirá muchas puertas.

Una persona creativa consigue más fácilmente idear nuevas formas de negocio, encontrar refugio ante las adversidades, re-enamorar a su pareja

Es decir, en general, encuentra más soluciones a sus problemas del día a día e incluso a los retos extraordinarios.

Todo esto sucede por un fin importante: ser creativo te ayuda a adaptarte mejor, a subsistir, y te proporciona más probabilidad de éxito.

Todos podemos ser creativos

Si tienes la suerte de haber compartido tiempo con niños/as puede que hayas observado que todos/as son creativos/as.

Con frecuencia se escucha a los padres decir eso de: “mira qué ocurrencia ha tenido el niño”.

Como sabes, nacemos con un cerebro poco desarrollado a fin de ganar plasticidad neuronal y adaptarnos al medio. Sin embargo, poco a poco perdemos nuestra espontaneidad y creatividad, no porque dejemos de tenerla, sino porque dejamos de entrenarla.

Cuando éramos niños inventábamos historias constantemente: cuentos, aventuras, fantasías… ¿y ahora?, ¿hace cuánto que no lo practicas?

Si naciste creativo, ¿qué te ha pasado en la vida que te ha llevado a pensar que no lo eres?, ¿no será que te falta práctica?

Si revisas tu propia experiencia es posible que te hayas dado cuenta de una cosa: todavía eres creativo.

De hecho, cuando estás bien descansado eres más creativo, más ocurrente, tu mente es más rápida…

Fíjate que no es más creativo el que se levanta más tarde, sino quien mejor descansa. ¿Verdad que esos días te sientes más lúcido y de mente más despierta? Es porque has recargado tus neuronas.

No te escondas en tu cascaron, tú también puedes ser creativo. Deja de contar tus días y saca tu creatividad a relucir.

Cómo desarrollar mi creatividad pollito

Cómo lograr ser más creativo. 6 estrategias básicas

  1. Descansa

La primera estrategia ya te la he desvelado en el apartado anterior. Prepara tu cuerpo para poder estar despierto y funcional. Esto es, descansa adecuadamente.

Fíjate que no te propongo levantarte a las mil, sino descansar, que no es lo mismo.

De hecho, muchas personas creativas son muy madrugadoras pues es un modo de pasar tiempo en calma sin que te molesten. Sin embargo, otras prefieren trasnochar. Al fin y al cabo, es cuestión de gustos, pero lo cierto es que cuanto mejor descansamos más centrados estamos.

  1. Vence tus miedos y cuida tu autoestima

Quiero señalar que muchas veces la creatividad la perdemos por miedos e inseguridades.

Quizás alguna vez propusiste una idea y otros se rieron; tal vez te sientas incapaz o inferior a otros para hacerlo; quizás seas demasiado exigente contigo mismo y cuestiones tus ideas…

Que no te frene tu miedo al fracaso o al que dirán. Tú eres creativo y unas veces tendrás ideas fantásticas y otras veces tus ideas serán una basura… Exactamente como todo el mundo, ni más ni menos.

Pierde el miedo al ridículo y lánzate a rimar, inventar coreografías mientras planchas, improvisar una canción…

De igual modo, huye del perfeccionismo. Al fin y al cabo, la perfección no existe, es una expresión de miedo. Es mejor algo hecho que algo eternamente pendiente de hacer. Cuidado con la procrastinación.

Recuerda que cuanto más entrenes tu creatividad, más fácil te resultará ser creativo y mejores ideas podrás tener.

  1. Conviértete en un anotador de ideas

Recientemente leí un libro muy interesante que recomendaba el bloguero Javi Pastor. Se trata del libro de Austin Kleon: “roba como un artista” que habla precisamente sobre creatividad.

Entre las muchas ideas que plantea para fomentar la creatividad, está la de llevar siempre a mano papel y lápiz.

De esta forma podrás anotar pensamientos, comentarios de otros, aquello que observes que te llame la atención… y como Kleon dice: “robar ideas”. En realidad, no es ningún ladrón, sino alguien que se inspira en el mundo, en la vida misma.

En este sencillo libro podrás encontrar muchas más ideas fantásticas sobre cómo desarrollar tu creatividad. Échale un vistazo pues te puede resultar interesante.

Algunas de las ideas que aquí planteo están en este libro. Curiosamente, coinciden con las que utilizo en terapia con mis clientes.

  1. Ponte en movimiento

Como digo muchas veces, cuerpo, mente y conducta están más relacionados de lo que a priori solemos pensar.

De hecho, lo que pasa en una de estas áreas influye en las otras dos.

Es por eso que, si tu mente no da de sí en un momento dado, deja a tu cuerpo que hable, se inspire y cree.

Camina, baila, ¡muévete! Comienza a activar tu cuerpo para que tu mente también lo haga.

En terapia animo a mis clientes a buscar su danza de la felicidad, todos tenemos una particular, encuentra la tuya y úsala.

También puedes comenzar por pintar un mandala, hacer un puzle o jugar al tenis. Activa tu cuerpo y así despertarás tu cerebro.

  1. Despeja tu mente

Reserva un tiempo en silencio para despejar tu mente, escuchar la naturaleza o garabatear sin sentido sobre un papel.

De esta forma irás dejando libre tu subconsciente, permitirás que tus sentidos se expresen por sí solos, sin palabras.

Practicar la relajación, mindfulness o cualquier otra actividad que te acerque a la meditación te ayudará a lograrlo.

  1. Ponte a prueba

Como dicen en China, crisis es igual a oportunidad. Ponte alguna pequeña limitación para agudizar tu ingenio y tus sentidos.

Tapa tus ojos un par de horas y trata de llegar a otro lado de tu casa o realizar tus tareas.

Busca nuevas rutas para ir al trabajo, nuevos sabores en tus comidas, nuevos estilos de música o literatura…

Atrévete a probar aquello que siempre quisiste hacer, pero te da un poco de miedo. Lánzate a decir sí a propuestas interesantes de tus amigos y decir no a aquello que no quieres realizar.

No hay nada como salir de tu zona de confort para sentir la necesidad de ser creativo. Como suele decirse:  “si quieres aprender a nadar, lánzate al mar”.

 

Estas son sólo algunas de las estrategias que puedes utilizar para fomentar tu creatividad, pero existen muchas otras. Te animo a compartir las que tú utilizas en los comentarios.

En cualquier caso, si quieres saber cómo lograr ser más creativo de forma más específica a tus necesidades, cuenta conmigo.

Puedes reservar tu cita directamente aquí.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional. Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas. Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”