google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Detallitos que te alegran el día

Autora: Ana Hidalgo

Si lo que quieres es saber cómo estar más alegre fácilmente, no te pierdas este aluvión de ideas.

La experiencia me ha enseñado que generalmente encuentro la felicidad en cosas sencillas. Son las pequeñas chorraditas que me hacen sonreír y me dan alegría las que me ayudan a sentirme más feliz.

Es por eso que hoy quiero compartirte pequeñas acciones que pueden ayudarte a sentirte más alegre. Quizás muchas de ellas ya las hayas oído más de una vez, pero puede que otras ni se te hayan pasado por la cabeza.

Para lograrlo, el ejercicio,  es bastante sencillo, comienza con observar y listar las pequeñas cositas que a ti te alegran.

Si te fijas, habrá cosas que dependen de ti y otras que no.

Por ejemplo, a mí me alegra ver los pájaros volar en bandadas, pero eso es algo que no puedo controlar.  Sin embargo, también me alegra ver los dibujos de mi hija y eso sí puedo conseguirlo colgando, por ejemplo, alguno en mi habitación.

Entonces, ¿cómo estar más alegre fácilmente? Sencillo, fomentando todas aquellas cosas de tu lista que sí puedes controlar.

Te nombro varios ejemplos por categorías para que te resulte más sencillo.

Cómo estar más alegre fácilmente al despertar

A día de hoy, muchos tenemos la posibilidad de elegir qué sonido queremos que nos despierte.

Esta sin duda es una gran ventaja. Como sabes, no es lo mismo despertar con un sonido estridente, que con una melodía agradable que además te guste.

Por eso, si usas el móvil como despertador, te propongo que elijas el tono adecuado a cada ocasión.

Además, la noche anterior, puedes dejar programado un mensaje positivo que se encienda con tu alarma. Así tus primeros sonidos y las primeras palabras que recibas serán agradables.

De igual modo, puedes elegir qué es lo primero que ves, así que decora tu habitación con algo que te haga sonreír.

En mi caso, tengo una foto preciosa de mi hija riéndose, eso siempre me da energía.

Como, además, cada persona es distinta, podrás adaptar tu despertar a tus propias necesidades.

Por ejemplo, hay quienes se levantan como un resorte y requieren de un buen desayuno que les de energía. Por el contrario, hay otros que prefieren tomarse un tiempo, desperezarse y estirarse bien antes de poner un pie fuera de la cama.

Sea cual sea tu forma más alegre de despertar, es más probable conseguirlo si programas el tiempo suficiente para ello.

Cómo estar más alegre fácilmente en el trabajo

Obviamente, si realizas un trabajo que te gusta será mucho más sencillo que te sientas feliz. En este caso, céntrate en esos aspectos que te apasionan y alárgalos.

Ahora bien, si todavía no tienes un trabajo que te guste, no te preocupes. En ese caso busca pequeños aspectos que sí te gustan y dependen de ti. Por ejemplo, el cómo organizas tus cajones del despacho o la ropa con la que asistes al mismo.

– Ana, ¿qué pasa si no puedo controlar ni mi ropa de trabajo?, llevo uniforme.

En ese caso, puedes controlar tu ropa interior, o lo que llevas dentro de tus bolsillos. Por ejemplo, un objeto que al mirarlo te haga reír porque no viene a cuento.

De vez en cuando, a mí gusta meter cosas inesperadas en el bolso. Me río sólo con pensar que si alguien lo viese la gente fliparía al verlo.

Esta idea que puede parecerte muy rara, tiene su origen en una anécdota de mi infancia que me mostró que incluso un mal día puede mejorar.

Cuando era niña, falleció el gato de una vecina y esta, como no quería tirarlo a la basura, lo metió dentro de su bolso para llevárselo al veterinario. Pese a que era un momento muy triste para ella, ese día venía riéndose a carcajadas… ¡¡¡ le habían robado el bolso!!!

Mi vecina no paraba de imaginar la cara del ladrón al ir a comprobar su botín.

Con ello no quiero decir que debas llevar a tu mascota muerta al trabajo, pero sí que busques algo que te pueda generar anécdotas. De esta forma, ocurran o no, sólo con imaginarlas te resultará más fácil esbozar una sonrisa.

También puedes alegrarte el día en el trabajo contribuyendo a crear buen rollo con tus compañeros. Para ello, elogiar el trabajo de otros y estimular el trabajo en equipo puede contribuir al buen humor colectivo. Como sabes, los estados de humor son contagiosos, tanto los buenos como los malos, así que… ¿qué tal potenciar los buenos?

Cómo estar más alegre fácilmente en casa

Generalmente nuestra casa es nuestro santuario, o quizás debería serlo. Es ese lugar donde podemos sentirnos cómodos y ser nosotros mismos.

Por eso, el cómo estar más alegre fácilmente en casa es a priori una cuestión sencilla.

Si vives solo/a esta es una decisión que sólo depende de ti. Si compartes piso, vives en familia o pareja, esto puede estar influenciado por las relaciones que mantengas con ellos.

En cualquier caso, el orden, la limpieza y la armonía, serán unos buenos aliados para estar más alegre.

Decora cada estancia al menos con un objeto que sea especial para ti, de esta forma mirarlo te animará.

Cuida además la fragancia de tu hogar. Igual que te encanta estrenar sábanas limpias, los olores de tu casa influyen en tu ánimo. Escoge una fragancia que te guste o regálate unas flores, su aroma te ayudará a sentirte más positivo.

También, puedes probar a acercar la naturaleza a tu casa. Coloca algunas plantas cerca y podrás experimentar la alegría de verlas crecer.

Otro truco sobre cómo estar más alegre fácilmente en casa consiste en colocar carteles ingeniosos por la misma.

Por ejemplo, puedes poner sobre tu brik de leche un post-it que diga: “hoy todo saldrá bien, te lo digo yo que soy la leche”.

Sé que parece muy chorra, pero este tipo de mensajes ayudarán a sacar una sonrisa a las personas con las que convives y, quien sabe, quizás os animéis a intercambiarlos y agudizar el ingenio.

Cómo estar más alegre fácilmente contigo mismo estés donde estés

Si la alegría se muestra con una sonrisa, ¿qué tal si empiezas a sonreír un poco más?

No importa si sonríes porque estás alegre, o estás alegre porque sonríes, lo importante es que estarás sonriendo y eso ayudará a que estés más alegre.

Personalmente, entre las cosas que me suelen alegrar el día están: hablar con algún ser querido, caminar, escuchar música, cantar, bailar, realizar algún trabajo manual…

Como decíamos al principio, el cómo estar más alegre fácilmente dependerá de ti, de tus gustos. Por eso, te animo a que listes tus preferencias y rompas la rutina más a menudo. Romper la monotonía puede ser una muy buena forma de sorprenderte a ti mismo y sentirte más alegre.

Te animo a que no dejes escapar aquello que te da alegría y buen rollo. Anótalo y foméntalo siempre que puedas. Si además lo compartes en los comentarios, estarás ayudando a inspirarse a muchos otros lectores.

Ya sabes que si necesitas una dosis extra de positivismo puedes contar conmigo.

 

Cargando ...