google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Qué puedo hacer si mi pareja no quiere celebrar San Valentín

Autora: Ana Hidalgo

El día de los enamorados puede ser un momento muy especial para algunas personas. Sin embargo, para otros es algo meramente comercial.

La dificultad aparece cuando ambos pensamientos se dan dentro de una pareja. Uno quiere celebrarlo y otro no.

¿Es obligatorio celebrar San Valentín?

No, pero es bueno celebrar el estar enamorados, esto es, el amor en pareja.

Ya en otro artículo señalé la importancia de las celebraciones en pareja, no se trata de convertirlas en algo comercial, sino en momentos especiales.

Celebrar el día de los enamorados puede hacerse cualquier día del año, incluso varias veces en el año, aunque no lo llamemos así.

En consulta vienen parejas que han perdido la chispa de su relación y, curiosamente, me encuentro con que han dejado de festejar su amor.

Soy de las personas a las que le encanta celebrar cosas: un cumpleaños, la navidad, que ha llegado la primavera, o simplemente que hoy ha salido el sol.

El día de los enamorados puede ser tan buena excusa como otra cualquiera para celebrar algo, ¿qué tal vuestro amor?

Algunos de los motivos más frecuentes por los que alguien puede no querer celebrar el día de los enamorados son:

  1. Es algo comercial y no quiero gastar dinero.
  2. No estoy enamorado.
  3. Es una fecha impuesta por la sociedad.
  4. Mi pareja y yo estamos en crisis y no quiero fingir que todo va bien.
  5. Estamos empezando una relación y no sé si es adecuado.
  6. No tengo ni idea de quién fue San Valentín, ¿por qué celebrarlo?

Qué puedo hacer si mi pareja me da uno de estos motivos:

Lo primero, respetar su opinión. Sus motivos pueden ser tan válidos como los tuyos para querer celebrarlo.

Ahora bien, vamos a revisarlos uno a uno.

  1. Motivo 1.- Es algo comercial y no quiero gastar dinero.

Celebrar el día de los enamorados no tiene por qué significar gastar dinero.

Podéis mostraros vuestro amor de muchas otras maneras: organizando una cena casera, realizando alguna pequeña tarea por tu pareja, creando planes futuros en común, escribiendo un poema…

  1. Motivo 2.- No estoy enamorado.

Cielo, si se acabó el amor, ¿para qué celebrar San Valentín o continuar con la relación?

Si no estáis enamorados, lo mejor en este caso es hablarlo y terminar la relación de la mejor forma posible.

  1. Motivo 3-. Es una fecha impuesta por la sociedad.

Totalmente de acuerdo, no es necesario que bailéis al mismo ritmo que el resto de mortales, podéis escoger la fecha que mejor os venga a vosotros y celebrar vuestro amor el día que vosotros mismos decidáis, cuando tengáis algo más de tiempo o estéis más relajados.

Eso sí, especificar una fecha de antemano o la celebración caerá en saco roto.

  1. Motivo 4.- Mi pareja y yo estamos en crisis y no quiero fingir que todo va bien.

Como en el caso 2, lo mejor es aclarar la situación.

Desde luego, puede ser una buena fecha para reconciliarse, pero si se fuerza, puede que empeoréis las cosas entre vosotros.

Lo mejor es charlar y aclarar qué es lo que está pasando con vuestra relación, si para ello necesitáis ayuda profesional no dudéis en acudir a terapia de pareja.

  1. Motivo 5.- Estamos empezando una relación y no sé si es adecuado.

Que bonitos los inicios, con tantas ilusiones y esperanzas, y miedos…

No es por repetirme, pero tendrás que hablarlo con tu pareja abiertamente para evitar malentendidos.

Especialmente en el inicio de una relación es donde se sientan las bases sobre muchos temas, ya en otro artículo mostré diversos temas sobre los que puedes hablar con tu pareja para ello, y este, puede ser uno de ellos, ¿qué celebraciones os gustaría compartir y cómo?

  1. Motivo 6.- No tengo ni idea de quién fue San Valentín, ¿por qué celebrarlo?

Hasta que conociste a tu pareja, tampoco sabías cuál era su día de cumpleaños y, sin embargo, es muy probable que lo celebréis juntos.

Lo importante es compartir y crear buenos momentos y recuerdos con tu pareja, ¿qué más da que se llame San Valentín que el día del periquito? Si es importante para tu pareja, puede ser un buen motivo para celebrarlo.

Algunos de los motivos más frecuentes por los que alguien puede dar mucha importancia o valorar este día son:

  1. Estoy enamorado y quiero celebrarlo.
  2. Es una forma de mostrar al mundo lo bien que nos va la relación (sea o no así).
  3. Me encanta que me hagan regalos y/o hacerlos.
  4. Siempre se ha hecho así, es como una ley silenciosa.
  5. Es un modo de validar lo que le importas a tu pareja; cuanto más caro el regalo, mejor.
  6. Me recuerda que soy afortunado de tener amor.

Revisemos también estos puntos:

  1. Estoy enamorado y quiero celebrarlo.

Este motivo es probablemente uno de los mejores, es una muy buena forma de renovar el entusiasmo y la ilusión por la pareja.

Sin embargo, recuerda que esto mismo se puede hacer cualquier día del año y tantas veces como quieras, no tienes por qué esperar a San Valentín para celebrar tu amor.

  1. Es una forma de mostrar al mundo lo bien que nos va la relación (sea o no así).

Mucho ojo con esto, ¿por qué necesitas exhibir tu amor?, ¿acaso es una forma de mostrar tu valía?, ¿acaso necesites que tu pareja sea más cariñosa en público?

Habla sinceramente sobre ello, primero contigo mismo y, después con tu pareja.

  1. Me encanta que me hagan regalos y/o hacerlos.

Los regalos pueden ser una buena forma de mostrar o recibir el aprecio de otros.

Sin embargo, esto no significa que debas gastarte un dineral, ni tan siquiera un céntimo en regalos.

Se trata de disfrutar del amor, no de asaltar la cartera o el monedero.

Como dije antes, hay muchos tipos de regalo, muchos a coste cero.

  1. Siempre se ha hecho así, es como una ley silenciosa.

Quien decide cómo se pasa un día determinado de tu vida eres tú.

Revisa tus convencionalismos y plantéate si realmente te merecen o no la pena seguirlos, pues no lo mismo hacer algo porque así lo decidas, que porque te viene impuesto.

  1. Es un modo de validar lo que le importas a tu pareja; cuanto más caro el regalo, mejor.

Si valoras el amor de tu pareja poniéndole precio, muy probablemente es porque algo está fallando en la relación o porque simplemente concibes el amor como una transacción comercial que pueda garantizar tu futuro económico.

Sin embargo, a mi modo de ver, y como decía la famosa copla: “ni se compra ni se vende el cariño verdadero”.

Si necesitas más muestras de afecto por parte de tu pareja, díselo, pero ten claro que un regalo más caro no significa un mayor amor.

  1. Me recuerda que soy afortunado de tener amor.

Siempre es bello agradecer aquello que valoramos y está en nuestra vida.

A veces vivimos tan rápido, que el tener una fecha marcada que nos invite a la reflexión puede ser algo fantástico.

Como decía, esta fecha la puedes elegir tú mismo con tu pareja, agendarla y celebrarla por todo lo alto para ayudar a avivar la llama y agradecer vuestro amor, pero sólo vosotros podéis decidirlo.

 

Como ves, hay motivos tanto para celebrar el día de los enamorados como para no hacerlo.

Pregúntate qué significa para ti esa fecha y contrástalo con el significado que le otorga tu pareja.

Obviamente uno de los dos terminará cediendo pues no se puede celebrar y no celebrar San Valentín, ¿o sí?

¿Habéis decidido ya qué vais a hacer? Me encantará leerlo en los comentarios.

Si tenéis dificultades a la hora de llegar a este u otro tipo de acuerdos os recuerdo que una terapia de pareja os puede ayudar a comunicaros mejor.

A este respecto, ya sabéis que me tenéis a vuestra disposición.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”.