google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Consejos psicológicos para mejorar el ánimo

Autora: Ana Hidalgo

He pensado que lo que mejor podría venirte en estos días son algunas técnicas para subir el ánimo.

Aunque no suelo hacerlo, este año me había propuesto escribir mis artículos ajustándome a un calendario editorial.

Tenía planificadas las temáticas por semanas para responder a distintas   inquietudes que solicitan mis suscriptores. Sin embargo, una vez más, prefiero escribirte con lo que me dicta el corazón en estos momentos.

Y es que, aunque los consejos psicológicos para mejorar el ánimo siempre vienen bien, ahora creo que son especialmente importantes.

En esta ocasión, además, tengo el reto de mostrarte técnicas para subir el ánimo que no impliquen salir de casa. Es decir, algunas tan sencillas que podrás realizar sin moverte de casa.

¿Te animas a aceptar este reto?, ¿qué te parecería mejorar tu ánimo y el de otros estos días de confinamiento?

Técnicas para subir el ánimo sin salir de casa

Si bien hacer ejercicio físico y aumentar el contacto social son técnicas que siempre recomendamos los psicólogos para levantar el ánimo, en este caso quiero retarme a mí misma a ir más allá. Así, tanto si vives en una casa minúscula, solo o con mucha gente, podrás mejorar tu ánimo incluso en estos días de aislamiento.

Técnica uno: vamos a mimarnos.

Para esta primera técnica, necesitarás tener un espejo cerca. Si no lo tienes, puedes usar cualquier superficie en la que te reflejes.

En primer lugar, vamos a hidratarnos la piel y darnos un breve masaje facial frente al espejo.

Masajea con pequeños círculos tus pómulos, tu barbilla y encima de tus cejas. A continuación, masajea subiendo y bajando la zona del entrecejo, esto te ayudará a aliviar tensión en esta zona.

Usa el espejo para centrar tu atención en lo que estás haciendo. Fíjate en cómo se mueven tus músculos, la sensación de la crema en tu cara, su olor, textura…

Aunque pueda parecerte poca cosa, estarás aliviando tensión muscular en una de las zonas que más se concentra ante preocupaciones y, además, estarás practicando la atención plena en el presente.

Estrategia dos: humor básico.

Continúa con el espejo y ahora pon en marcha alguna de estas estrategias:

  • Sonríe, aunque no tengas ganas y mantén la sonrisa al menos un minuto. Se ha demostrado que esto te ayudará a disminuir tus niveles de cortisol y tu ritmo cardiaco, llenándote de una sensación de bienestar.
  • Practica el poner caras raras en el espejo. Ahora que has relajado los músculos con el masaje, estás preparado para estirarlos y jugar con ellos. Juega a poner caras feas, raras, imitar gestos de animales…
  • Dibújate un bigote, unas gafas, o mánchate la nariz de tomate. Lo importante es que puedas reírte de tu propia imagen, sin complejos. De esta forma estarás aprendiendo a relativizar y disfrutar más.
  • Pon voces frente al espejo al tiempo que gesticulas. Esto te ayudará a recordar el niño o la niña que todavía vive en ti. Además, así podrás aminorar tus preocupaciones, aunque sea un poquito.

Técnica tres: maneja tu postura

Se ha demostrado que adoptar una postura de poder ayuda a disminuir el estrés y recuperar el ánimo.

Como a mí me encanta hacer el payaso, además de adoptar posturas tipo super héroe, te animo a vestirte de gala, ponerte unos tacones, aunque sean de tu madre, esposa o hermana, y comenzar a hacer un pase de modelos.

Si vives solo/a o no tienes zapatos de tacón a mano, puedes hacer tu pase de modelos andando de puntillas, ¿quién no ha hecho esto de niño alguna vez?

Así, tendrás que esforzarte por mantener una postura erguida, andar con el mentón alto y pisar con seguridad al caminar. Sin duda, ingredientes que te ayudarán a subirte el ánimo.

Consejo cuatro: esto es la guerra

Una de las técnicas para subir el ánimo que recomiendo es declararle la guerra a la adultez. Me explico: se trata de seguir rescatando tu niño/a interior.

Es por eso que te animo a descalzarte y saltar sobre la cama o el sofá. También si tienes compañía podéis participar en una guerra de almohadas.

Esto permitirá traer buenos recuerdos a tu mente al tiempo que te lleva a hacer algo de ejercicio poco convencional.

Técnica cinco: crear una frase hermosa

Otra estrategia a usar para levantar tu ánimo es compartir alguna frase hermosa sobre tu vida y tus seres queridos.

No pretendo que te conviertas en Antonio Machado, simplemente, que piénsese en algo bonito de tu vida y trates de resumirlo en una frase.

De esta manera estarás empleando una técnica muy potente empleada en la terapia positiva: la gratitud.

Pensar a diario en algo positivo de tu vida te ayudará a que tu estado de ánimo sea más positivo.

Así, al ir creando frases hermosas que te resuman esos momentos importantes, te ayudará a tener cerca unos “mantras” cargados de energía positiva para cuando necesites reactivarte.


Estas son sólo algunas de las técnicas para subir el ánimo desde casa que puedes hacer estos días. Sin embargo, hay muchas otras como escuchar música, hacer manualidades, cantar, prepararte una rica comida, ver vídeos de gatitos… Me encantará leer tus propuestas en los comentarios.

En cualquier caso, ya sabes que, si notas que tu estado anímico baja mucho, es importante pedir ayuda. A este respecto, ya sabes que me tienes a tu disposición. Podemos trabajar juntos en el contexto de una terapia. Estás a un click de reservar tu cita y cambiar tu ánimo.

Que pases una linda semana.