google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo cargarse de energía

Cómo llenarte de entusiasmo

Autora: Ana Hidalgo

¿Verdad que hay días que tienes muchísima energía y te sientes pleno y feliz? Hoy quiero compartir contigo algunos trucos para cargarse de energía y entusiasmo.

Hace un tiempo te hablé sobre cómo cambiar un día de mierda, por eso si estás en uno de esos días de abatimiento, te recomiendo que recurras a ese post antes que leer este.

Ahora bien, si estás en un día normal, aunque te sientes un poco chof, sin ganas de hacer nada y con poca energía, presta atención y toma buena nota de estos ejercicios tan sencillos.

  • Exponte al sol

Ojo, hazlo con la protección adecuada, que hay que cargarse de energía pero no que chamuscarse ni contribuir al cáncer de piel.

Aunque parezca obvio, el sol es una fuente importante de energía, y no solo para recargar las baterías con paneles solares, sino también para nosotros.

Muchos estudios demuestran que las zonas que cuentan con más hora de sol al día tienen una tasa menor de suicidio, y es que el tener una fuente de luz natural nos aporta energía al igual que a las plantas, así que aprovéchala siempre que puedas.

-“Ostras Ana, pero es que  muchos días pueden estar nublados o el cielo totalmente encapotado de nubes”.

No te preocupes,  el sol sigue estando ahí aunque no puedas verlo por las nubes, no se coge vacaciones,  tú sólo procura exponerte a la luz solar en la medida de lo posible.

No se trata de tumbarte a coger el sol como hacen muchos veraneantes que acaban poniéndose colorados, sino de salir a la calle y permitir que el sol comparta su energía contigo.

Recuerda que, por lo general, el contacto con la naturaleza te ayudará a vibrar, sentirte bien y, por supuesto, “recargarte las pilas”.

  • ¿Quieres energía?, pues genera energía, ponte en movimiento:

Salta, nada, corre, baila… lo importante es poner tu cuerpo en movimiento.

Es algo que no cuesta dinero y que permite fácilmente cargarse de energía.

Quedarte tirado en el sofá o la cama no te va a cargar de energía, sólo consume la poca que te queda.

Necesitamos energía tanto si estamos en reposo como si estamos activos, por lo que si sólo dejas que se disipe la que tienes terminarás más agotado y falto de energía.

Necesitas comenzar a crear tu propia energía, y el ejercicio es un gran aliado para ello.

No te pido que te conviertas en un súper atleta, ni que corras una maratón, basta con que saltes en el sitio durante unos minutos, des palmas abriendo bien los brazos tras cada golpe, te marques un bailecito en el espejo del baño o te pongas a ordenar tu cuarto si ese tipo de actividad te motiva… haz cualquier cosa que implique movimiento, esto sin duda te ayudará.

Aprende a reírte de ti mismo, ahora toca convertirse en artista.

Todos llevamos un artista dentro.

Elige aquellas canciones que más te gusten y escúchalas.

Sube el volumen y ale, a cantar a pleno pulmón tus temas preferidos.

Un consejo, procura elegir aquellas canciones que tengan más ritmo y que su letra te motiven a darlo todo cantando.

Si encima lo acompañas de una pequeña actuación o bailoteo perfecto, lo importante es que te sueltes un poco.

La música es energía para el alma, no olvides tenerla siempre a mano.

  • ¿Todavía no lo ves claro? No pasa nada, lávate bien la cara, aséate y ponte aquella ropa con la que te sientes especialmente atractivo.

¿Listo? Pues márcate una sonrisa y llama a esa persona que te hace sentir bien, a ese familiar o amigo que siempre te trasmite buen rollo, y si es posible, organiza algún plan juntos para ese mismo día.

Aquí te he puesto varias ideas importantes a la vez, pero ojo, que tienen su orden.

Cuando empiezas a arreglarte y ponerte guapo, tu ánimo cambia y te sientes más liviano.

De este modo, te va a ser mucho más fácil arrancarte a ti mismo una sonrisa.

Además, cuando sonríes, tu estado de ánimo se refleja en tu voz, y los demás lo notarán en tu tono.

Si encima es de esas personas que transmiten energía y buen rollo, la energía que se genera al unir ambos acontecimientos será mucho mayor, y eso en sí mismo te ayudará a cargarte de energía.

La guinda llega si además consigues un magnífico plan con alguien a quien aprecias 😉

Como ves, son sencillos trucos para cargar las pilas y sentirte bien.

Si puedes acompañarlos de alegría y risas, mucho mejor, eso siempre reconforta y carga de energía.

Casi lo olvido…, hay otro punto importante que debes tener en cuenta:

  • Cuida tu alimentación e hidrátate bien.

No puedes tener energía si no comes bien o no bebes agua con frecuencia, tu cuerpo necesita nutrientes, no lo olvides.

Tampoco tendrás suficiente energía si por el contrario comes demasiado.

Ten en cuenta que los excesos pasan factura, y de hecho, necesitarás centrar tu energía en hacer una pesada digestión, lo cual no sólo es malo para tu cuerpo, sino que además te dará somnolencia y quitará movilidad al sentirte hinchado y pesado, y como hemos dicho antes, para tener energía necesitas generar energía.

Ahora sí, confío que estas estrategias te ayuden a llenarte de energía.

Ponlas en práctica y coméntanos tu experiencia.

Si además conoces alguna otra técnica para cargarse de energía, compártela en los comentarios, así podremos beneficiarnos de tus conocimientos.

Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace.

Estaré encantada de ayudarte.

Ana M. Hidalgo

www.terapiaconAna.com

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”