google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo canalizar la rabia contenida

Qué hacer cuando sientes ira y no logras expresarla

Autora: Ana Hidalgo

Hace un montón de años, cuando aún estaba en el instituto, mi profesora de filosofía nos recitó un poema que decía algo así:

“Queremos gritar pero no lo hacemos

¿Temiendo que alguien nos pregunte el por qué?

Quizás nadie nos lo impida.

Pero el miedo a sentir

El animal aproximándose a la boca

Nos obliga a vomitar silencio”

Tendrás que perdonarme pero no recuerdo su autor, y ni tan siquiera estoy segura si eran exactamente así sus versos, pero lo cierto es que en aquel momento me identifiqué con su mensaje.

A día de hoy escucho a muchas personas en mi consulta narrando experiencias similares, atrapados en una inercia que les impide gritar y expresar sus auténticos sentimientos, pero que callan y continúan con su amarga realidad en silencio.

Hoy quiero compartir contigo cómo puedes canalizar esta clase de momentos con 3 técnicas poco ortodoxas.

  1. GRITA

No quiero que faltes el respeto a nadie, sino que descargues tu rabia de una forma controlada, tan sólo tienes que abrir tu bocaza y …

-“ AAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH”

Ves, no es tan difícil y te quedas bien a gusto.

-“Ostras Ana, pero no quiero ponerme a gritar como un loco, eso no está bien”.

De acuerdo, quizás no esté bien visto hacerlo en mitad de la sala de reuniones o en la oficina, pero puedes ir a ver un partido de fútbol y gritar, puedes ir a un concierto o cantar a pleno pulmón sacando tu furia, o simplemente irte a un lugar alejado donde tus gritos no molesten y sacar el animal que llevas dentro.

  1. SALTA

Cuando saltamos desprendemos energía y también la generamos.

Es un modo de regenerar la energía bastante útil.

De hecho, el ejercicio nos ayuda a liberar oxitocina, una hormona esencial para nuestra estabilidad emocional que nos ayuda a combatir la ansiedad y el estrés.

Por lo que si te sientes atrapado o estresado, muévete y salta.

  1. CREA

A veces nos sentimos mal porque no sabemos expresar con palabras lo que sentimos, y esto nos genera mucha frustración.

Sin embargo, existen muchas formas de expresarse.

Saca tu lado más artístico sin tener en cuenta su belleza externa, sino tu sensación o emoción de ese momento: pinta o garabatea algo, moldea en arcilla, inventa una coreografía, recorta una revista, toca un instrumento…

Lo importante es que plasmes tu malestar de algún modo, con o sin palabras.

Recuerda:

No hay nada peor como nuestro propio silencio para hacer que una herida ahonde en nosotros.

Cuando algo te moleste, dilo abiertamente, y si no puedes, aplica alguna de estas 3 estrategias para comenzar a sentirte un poquito mejor.

“Si deseas recibir mi ayuda profesional, puedes contactar conmigo a través de este enlace, estaré encantada de ayudarte”.

Ana M. Hidalgo

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”