google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo afecta el cambio climático a tu estado de ánimo

Autora: Ana Hidalgo

Ante este título, quizás te preguntes por qué quiero hablar sobre cumbre del clima y psicología, ¿acaso tienen relación?

Lo cierto es que sí, aunque a priori no lo parezca. El cambio climático y la psicología están bastante relacionados, te lo explico a continuación.

¿Qué relación hay entre cumbre del clima y psicología?

Como sabes, estos días se celebra en Madrid la Cumbre del Clima promovida por las Naciones Unidas.

Aquí, grandes dirigentes políticos se reúnen para hablar sobre el cambio climático. Su objetivo no es nada sencillo: comprometerse a cambios que ayuden a concienciar, frenar y prevenir el cambio climático.

Ante este panorama, cabe decir que todos jugamos un importante papel en la apuesta por nuestro planeta.

Para ello, tenemos que comenzar por tomar conciencia de la situación y cambiar nuestros hábitos. Como decía Platón: “El inicio es la parte más importante del trabajo” y parece que por fin estamos empezando.

Por su parte, la psicología tiene mucho que decir al respecto, principalmente por dos factores:

  • Es la ciencia que estudia el comportamiento humano y puede ayudar a modificar hábitos de forma más sencilla. Obviamente, si queremos frenar o paliar el cambio climático tendremos que hacer cambios en nuestra forma de hacer las cosas. Es decir, debemos cambiar nuestros hábitos.
  • Por otro lado, la psicología puede ayudar a crear conciencia de lo que significa el cambio climático. Esto es, hacer patentes las dolencias médicas y psicológicas que nos produce el cambio climático, que no son pocas.

Como ves, la psicología tiene mucho que decir en referencia al cambio climático, es por eso que es importante su representación en la cumbre del clima.

Consecuencias del cambio climático en tu salud física y mental

Nos guste o no, el clima nos influye a muchos niveles.

Permíteme que te pregunte: ¿te relacionas igual en verano que en invierno?, ¿has sufrido astenia en primavera o en otoño?

Está claro que el clima afecta a cómo nos relacionamos.

Yo, por ejemplo, que soy muy friolera, prácticamente me convierto en oso con la llegada del frío. Bueno, quizás exagero un poco, pero es cierto que salgo y me relaciono muchísimo menos. Lo sé, no tiene por qué ser así, pero a muchas personas el frío nos afecta.

A nivel físico, sólo tienes que ver cómo afecta la primavera con las alergias y las migrañas. Lo cierto es que hay personas que lo pasan realmente mal.

En cuanto al nivel anímico, las estadísticas muestran que días de menos luz registran mayores tasas de suicidios. De igual modo, se ha relacionado la severidad del calor con la violencia.

Ahora bien, el cambio climático está haciendo que estos efectos en nuestra salud sean aún más marcados por varios motivos.

Por un lado, las temperaturas son cada vez más extremas. Vamos además de grandes sequías y olas de calor, a inundaciones continuas.

Esto hace que nos alejemos de las temperaturas moderadas que tanto bien hacen a nuestro estado anímico.

Por otro lado, estos cambios hacen que tengamos que enfrentarnos a más situaciones de emergencias, catástrofes, crisis…

Como es lógico, esto aumenta la ansiedad, la sintomatología depresiva, da lugar a trastornos de estrés postraumático…

Saber esto, ayudará a concienciar a personas que todavía a día de hoy, no consideran que esto llegue a afectarles.

Por eso, bajo mi punto de vista, cumbre de clima y psicología deberían aunarse con más fuerza. Hay que considerar los efectos del cambio climático a todos los niveles, incluidos los relacionados con salud física y mental.

Nuevos hábitos para evitar el cambio climático

Ya en otros artículos he hablado sobre cómo crear nuevos hábitos, es por eso que no me entretendré en explicarlo.

Lo que sí quiero compartirte son algunas ideas que quizás puedan ayudarte a mejorar tus hábitos a favor del planeta.

12 ideas sencillas para ser más ecológico

  1. Obviamente, reciclar y reutilizar serán las labores a destacar. Usa los distintos tipos de contenedores para un mejor reciclado.
  2. Aprovecha la luz natural siempre que puedas, de este modo ahorrarás energía.
  3. De igual modo, abrígate de forma adecuada para estar en casa. Así podrás bajar unos grados tu calefactor en invierno y el aire acondicionado en verano.
  4. Desenchufa completamente los aparatos eléctricos después de utilizarlos.
  5. Usa el transporte público con más frecuencia que tu coche particular y si te es posible, camina más.
  6. Otra buena idea es usar las escaleras en lugar del ascensor. No sólo ahorrarás energía, sino que te permitirá llevar un estilo de vida más saludable.
  7. Cuando vayas a cocinar, tapa las cazuelas para acumular el calor.
  8. Lee las etiquetas de los alimentos que quieres consumir y elige aquellos que son responsables con el medio ambiente.
  9. También puedes reducir el consumo de plásticos, ¿realmente es necesario un plátano envuelto en plástico?
  10. Cuida tu jardín y plantas con productos naturales, eliminando el uso de pesticidas. Si además puedes plantar árboles mejor que mejor y, si tienes hueco, crea tu propio abono reciclando restos orgánicos.
  11. No utilices la manguera para regar o lavar tu coche. Usar regadera o un pequeño barreño te permitirá ahorrar agua. Recuerda hacer un uso responsable del agua incluso cuando te lavas, prioriza la ducha rápida frente a llenar la bañera.
  12. Finalmente, cambia tus hábitos en tu tiempo libre escuchando música o televisión a un nivel adecuado. De este modo contribuirás a reducir la contaminación acústica y protegerás tu salud auditiva.

 

Si te ha gustado el contenido, puedes hacérmelo saber en los comentarios que aparecen más a bajo, o también puedes invitarme a un café 😉 y contribuir al mantenimiento de este blog con tu donativo.

Pincha en la tacita para hacer tu donativo.


Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional. Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas. Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”