google-site-verification: google7dcda757e565a307.html

Cómo puedo prepararme para los cambios en pareja y cómo ayuda la terapia de pareja en este proceso

Qué etapas debo atravesar para lograr el cambio

Autora: Ana Hidalgo

Cuando una relación de pareja no marcha bien, lo lógico sería pensar que es necesario realizar algunos cambios en pareja.

Sin embargo, en consulta veo relaciones dañadas en las que sólo un miembro se da cuenta de que algo no marcha bien y, aunque tratan de hacerles entender a sus parejas que algo está mal, éstas se niegan a verlo.

Ya en su momento hablé sobre qué hacer si tu pareja no quiere asistir a terapia, puedes leerlo aquí.

En este artículo lo que quiero es mostrarte qué etapas debes atravesar para lograr el cambio, así como de qué forma la terapia de pareja puede ayudaros a lograr cambios.

Dado que los cambios en pareja requieren de cambios individuales, te vendrá bien conocer un poquito más sobre los cambios.

Un poquito de teoría sobre los cambios para el bienestar. Modelo Transteórico del Cambio (MTC)

En psicología, el modelo más extendido sobre los procesos de cambio es, probablemente, el Modelo Trans-teórico del Cambio (MCT) de Prochaska y DiClemente.

Te lo explico brevemente.

Estos autores observaron que todos, a la hora de cambiar hacia un hábito más saludable, atravesamos distintas etapas emocionales.

Así mismo, comprendieron que en el proceso de cambio influyen tanto factores externos como internos que se relacionan entre sí.

De igual modo, vieron que, a la hora de querer realizar un cambio, entran en juego varios factores:

  1. La motivación.
  2. El proceso de cambio.
  3. La decisión o balanceo de los pros y contras.
  4. La autoconfianza que tengamos en nosotros mismos para realizar el cambio.

En cuanto a la motivación:

Describieron 5 etapas:

  • Pre-contemplación: se caracteriza por la negación o falta de conocimiento del problema a cambiar.
  • Contemplación: se comienza a vislumbrar la existencia de un problema y se analizan pros y contras de la situación.
  • Preparación: se admite la necesidad de cambio y se comienzan a dar pequeños pasos que permitan emprender acción.
  • Acción: se dejan atrás las excusas y se emprenden acciones para lograr el cambio.
  • Mantenimiento: el cambio se ha logrado y se mantiene en el tiempo forjándose como nuevo hábito.

Respecto al proceso:

Señalaron 5 factores que determinan los niveles de dificultad del mismo:

  • Los síntomas que han ayudado a detectar el problema.
  • Los pensamientos y creencias desadaptadas como expectativas o creencias erróneas.
  • Los conflictos interpersonales actuales como la agresividad o falta de empatía.
  • Las dificultades familiares o sociales que abordan desde la red de amigos o laboral y la familia de origen, hasta los problemas legales.
  • Los conflictos interpersonales, entre los que se incluye la autoestima o el autoconocimiento de cada uno.

En tanto en cuanto al balanceo de pros y contras:

Observaron que estos dependían del momento motivacional en el que nos encontráramos.

Así, por ejemplo, cuando estamos en el proceso de pre-contemplación, donde no vemos el conflicto, es más fácil encontrar contras al proceso de cambio pues nos requiere un esfuerzo que no consideramos necesario.

Conforme avanzamos por las etapas motivacionales, los pros se van haciendo más nítidos y abundantes que los contras.

Esto también ocurre a la inversa, cuantos más pros encontremos, más fácil nos resulta entender el cambio y avanzar motivacionalmente.

Con respecto a la auto-confianza:

Debemos tener en cuenta que, este concepto se refiere a la percepción que tenemos de nuestra habilidad para ser eficaces ante una tarea determinada.

Obviamente, si no nos creemos capaces de cambiar, difícilmente llegaremos incluso a intentarlo, por lo que el cambio no se producirá.

El MTC apunta que, a medida que avanzamos por las distintas etapas de cambio iremos ganando auto-confianza.

Fortalecer nuestra autoestima nos ayudará a ganar en auto-confianza y, por tanto, a lograr los cambios que nos marquemos.

¿Cómo se aplica toda esta teoría a los cambios en pareja?

Como puedes imaginar, el Modelo Transteórico del Cambio (MTC) ha tenido muchas adaptaciones a distintas áreas de la psicología.

Entre ellas, personalmente me encanta la adaptación propuesta por el psicólogo Santiago Madrid en relación a los cambios en pareja y la terapia de pareja.

En ella, señala que las parejas atraviesan 3 etapas a la hora de abordar un cambio importante en su relación.

Estas etapas serían: pre-contemplación, contemplación y determinación. Revisémoslas.

  • Pre-contemplación:

Se compone de dos sub-etapas:

Negación: uno o dos miembros de la pareja niegan el conflicto.

Si ningún miembro de la pareja ve el conflicto, la relación suele continuar, aunque desde fuera sea evidente el deterioro.

Sin embargo, por lo general, uno suele percibir el conflicto antes que el otro.

En estos casos uno se mantiene en la etapa de negación mientras que el otro avanza hacia la siguiente etapa.

Durante el periodo de negación, si preguntas sobre el conflicto, la actitud habitual será del tipo: “¿de qué conflicto hablas?, no hay ningún conflicto”.

En este caso, el objetivo en terapia será ayudar al miembro de la pareja estancado en esta etapa a reconocer la existencia de un conflicto que genera daños.

Deseo de cambio: existe una falsa aceptación del conflicto y/o de su daño.

En este caso, admiten saber que existe un problema, pero no le dan importancia.

Son frecuentes las expresiones del tipo “me da igual esta situación”, “no me importa estar así”.

Aquí la terapia ayuda a reconocer el daño sufrido por esta situación y facilitar el deseo de cambio de situación.

  • Contemplación:

Como en el caso anterior, se compone de 2 sub-etapas:

Responsabilidad: se tiende a tirar balones fuera o se produce el atrincheramiento.

El diálogo habitual es: “la culpa de todo es del otro”, “no pienso hacer nada, el otro es el que debe cambiar”

En este caso, se trabaja en terapia para que ambos miembros de la pareja acepten su parte de responsabilidad en el conflicto y que ambos necesitan hacer cambios.

Se evidencia la necesidad de hacer cambios en pareja y por la pareja.

Confianza: se produce desconfianza a la hora de que uno mismo o el otro sea capaz de afrontar los cambios.

Entre las frases que más se escuchan en esta fase están: “no puedo hacer nada para mejorar la situación” y “aunque yo cambie, él no hará nada para mejorar la situación”.

En terapia de pareja se afrontan pequeños retos que cada uno puede ir realizando para favorecer el cambio y se trabaja la confianza mutua.

  • Determinación:

Se asume que el cambio es posible, pero se está desorientado, no se sabe cómo empezar, cuándo o de qué forma hacerlo.

En terapia de pareja se enseñan en esta etapa las herramientas disponibles, el empleo de otras nuevas, así como se ayuda a diseñar una planificación para el cambio.

Como puedes ver, la terapia de pareja puede ayudar en el proceso de cambio para afrontar nuevas directrices y retos.

Sin embargo, una vez más quiero resaltar que la terapia de pareja no es un pegamento de pareja.

A veces, tras analizar la problemática que envuelve una relación, puede acordarse de que lo más beneficioso sea una ruptura de la relación.

Esto ocurre, por ejemplo, cuando se tienen valores básicos o metas muy discrepantes.

 

Por tanto, si en estos momentos ya has detectado un problema que deseas cambiar, enhorabuena, porque ya has superado la primera fase del cambio.

Si te propones realizar cambios en pareja, ten en cuenta que tanto tú como tu pareja atravesaréis las etapas mencionadas y que el paso de una etapa a otra estará influido tanto por factores internos como externos donde seguramente haya que abordar pensamientos y creencias desadaptadas, así como conflictos de muy distinta índole.

El contar con ayuda profesional para todo ello os facilitará el camino.

A este respecto, te recuerdo que puedes contratar mis servicios para realizar una terapia individual personalizada o de pareja.

Puedes contactarme pinchando aquí.

Sobre la autora:

“Soy Ana Hidalgo, psicóloga de profesión y persona como tú, con grandes experiencias tanto a nivel personal como profesional.

Me dedico a ayudar a personas a superar situaciones difíciles y salir fortalecidas de ellas.

Si quieres recibir semanalmente artículos sobre amor, desamor y relaciones en general, suscríbete gratis a mi blog en terapiaconAna.com”.